mujerHoy

vivir

Método Pilates, los beneficios que desconocías y que te harán probarlo

Desconocido para una gran mayoría, el Método Pilates es una disciplina con la que se obtienen un sinfín de beneficios y al que cada vez más gente se apunta. Además, está indicado para cualquiera ¿Por qué cada vez es más demandado?

Con el Método Pilates podrás incrementar tu fuerza y flexibilidad.
Con el Método Pilates podrás incrementar tu fuerza y flexibilidad. Fotolia

Es un hecho. La vida moderna hace estragos en nuestra salud: estrés, sedentarismo, malas posturas… Esto afecta al cuerpo a nivel postural, forzando los músculos, dañando los huesos y las articulaciones; lo que resulta en problemas de movilidad, dolores y otros trastornos asociados.

Pero para hacerles frente contamos con técnicas como las del Método Pilates. Una disciplina creada por Joseph Hubertus Pilates hace ya más de 80 años que tiene como objetivo recuperar y/o mantener el equilibrio muscular del cuerpo, a través de la respiración y la alineación postural.

Así, los expertos de Caroli Health Club nos dan las claves de su funcionamiento. Esta técnica centra su trabajo en la musculatura abdominal. De este modo logra corregir posturas, ganar movimiento articular, fortalecer y estirar la totalidad de nuestra musculatura.

Trabajando la estabilidad y refinando el rendimiento atlético, se consigue aliviar el estrés y los dolores de espalda.

Un método completo

El Pilates no ayuda a ganar masa muscular, pero sí conlleva otros beneficios asociados que benefician a los músculos: fuerza, equilibrio, postura y flexibilidad.

Todo ello puede mejorar la práctica y postura de otros entrenamientos para ayudar a tonificar los músculos y hacerlos más voluminosos, a la vez que se evitan lesiones.

Una de sus características más destacadas del Método Pilates es que se trabajan "todos los músculos a la vez", nos indican desde Caroli.

Pero, por si acaso te quedan dudas, aquí te traemos algunos beneficios del Pilates que son (casi) desconocidos...

7 Beneficios ocultos de practicar Pilates

  • Corrige hábitos posturales: No tenemos conciencia de todos los músculos implicados en mantener una postura recta. Gracias a los movimientos dinámicos funcionales del Pilates, se trabajan todas las áreas principales que nos mantienen erguidos: caderas, lumbares, espalda y cuello; mientras se fortalecen los músculos que ayudan a mantener esta postura en perfecta alineación.
  • Previene las lesiones musculares: Los músculos troncales son la clave de todo deporte, unos abdominales fuertes permiten correr más rápido, mantener la postura de Yoga más tiempo, etc. Un entrenamiento de Pilates enfocado en las áreas que normalmente se usan en ciertos deportes, imitando los movimientos, ayuda a prevenir lesiones y mejorar la técnica.
  • Aporta fuerza y estiliza la figura: El Pilates es una disciplina que tonifica todo el cuerpo, desde los brazos a las pantorrillas, ganando fuerza y estilizando la figura.
  • Proporciona más flexibilidad y agilidad: La inactividad física resta movilidad, pero incluso aún manteniendo un hábito deportivo a diario, si no se dedica un día a realizar una rutina para estirar los músculos, éstos siguen encogidos, lo que puede causar lesiones. El Pilates ayuda a ganar flexibilidad con cada movimiento.
  • Mejora el sexo: Muchos movimientos de Pilates se focalizan en la cadera, lo que ejercita los músculos pélvicos, es decir, mejora tanto el rendimiento sexual como el parto.
  • Reduce el dolor de espalda: El Pilates fue desarrollada como una rutina de rehabilitación focalizada en mejorar la postura a través de la respiración y la alineación espinal; fortaleciendo el torso y los abdominales.
  • Gran aliado contra el estrés: El Pilates, ya sea practicado en suelo o en máquinas, ayuda a obtener resultados visibles en poco tiempo, uno de los mayores resultados es la disminución del estrés, puesto que se liberan endorfinas.

En definitiva, el Método Pilates es una disciplina exigente pero al mismo tiempo muy satisfactoria y que además puedes combinar con otros tipos de entrenamiento... ¿A qué esperas para probarlo?