mujerHoy

vivir

Dos nuevas pulseras de actividad 'fitness' que querrás tener seguro

Fitbit presenta sus dos nuevos 'wearables', la Flex 2 y la Charge 2, que sustituyen a los dos modelos anteriores. Algunas novedades interesantes y un precio ajustado para dos pulseras 'fitness' que prometen crear tendencia.

Fitbit presenta las nuevas Charge 2 (izquierda) y Flex 2 (derecha).
Fitbit presenta las nuevas Charge 2 (izquierda) y Flex 2 (derecha).

Si piensas en 'smartwatches' o, mejor aún, en pulseras de actividad 'fitness' seguro que te vienen a la mente unas cuantas marcas... Que si Samsung, que si Apple, Polar, Garmin, TomTom, Jawbone... O el caso del que nos ocupamos ahora, Fitbit.

Cada firma y modelo tiene sus pros y sus contras. Y está claro que aún no existe la pulsera 'fitness' perfecta... Pero cada vez estamos (están) más cerca de lograrlo.

Así que nos fijamos en las dos nuevas 'joyas de la corona' de Fibit: sus nuevas Flex 2 y Charge 2. Presentadas hace un par de semanas en IFA, la feria de electrónica más importante del mundo, y este miércoles 21 a la prensa.

Ya hemos podido 'ver y tocar' las nuevas pulseras. Y, más que una actualización, se trata de una renovación completa de sus dos 'wearables' más vendidos.

Flex 2, más por menos

El más accesible para el público en general es el Flex 2. Con un precio de salida de 99,95 €, la verdad es que hay pocas pulseras 'fitness' que se le acerquen en la comparativa calidad/precio...

Y es que tiene todo lo que puedes esperar de una pulsera de actividad (sin pantalla): cuenta tus pasos, registra tu actividad, evalúa tu sueño, es ligera, tiene unos 'leds' que indican tu progreso, te envía notificaciones (los 'leds' cambian de color), se sincroniza con tu móvil y tiene 5 días de autonomía.

¿Y qué la diferencia del resto? Pues que puedes nadar con ella puesta (es sumergible hasta 50 metros) y además registra el ejercicio sin problemas. No sólo eso, además identifica el ejercicio que estás haciendo automáticamente (natación, senderismo, 'running'...).

Además su 'núcleo' es extraíble e intercambiable con otras correas (en la caja nos vendrán dos, una de talla S y otra de talla L)... Y hasta con un colgante.

Los 'peros' de la Flex 2 es que no tiene altímetro , GPS, ni USB (se sincroniza vía Bluetooth), ni monitor de ritmo cardíaco. Quizás sea demasiado pedirle a una pulsera 'fitness' de 100 euros...

Así funciona la nueva Flex 2Reproducir
Video:Así funciona la nueva Flex 2.

Charge 2, más concentrada imposible

Pero claro, si queremos subir de 'nivel', tenemos la Charge 2. Por 159,95 € (60 euros más que la Flex 2) tienes una de las mejores pulseras 'fitness' (y casi 'smartwatch') de la actualidad...

Y decimos casi un 'smartwatch' porque, en el caso de la Charge 2 ya dispondremos de una pantallita táctil (OLED en blanco y negro) dónde nos llegarán las notificaciones (aunque no podremos responderlas) y aparecerán todos los datos relativos a nuestro ejercicio.

También contaremos con un fiable monitor del ritmo cardíaco que muestra las estadísticas en tiempo real. Es interesante destacar que en reposo lo calcula cada 5 segundos y durante el ejercicio lo hace cada segundo. Muy útil y (nos dicen desde Fitbit) bastante aproximado a un pulsómetro.

Además, detecta de manera automática ejercicios como correr o bicicleta y también registra otros más específicos como levantar pesas o Yoga.

Aunque una de las características que la hacen más atractiva es que mide (con bastante aproximación) nuestroVO2 máx. Para los profanos, es la cantidad de oxígeno máxima que nuestro cuerpo puede consumir en un intervalo de tiempo.

Dicho de otro modo, cuanto mayor sea nuestro VO2 máx, mejor será nuestro rendimiento y forma física. Esto viene muy bien para saber en que punto estamos y que somos capaces de hacer.

Así y todo, el Charge 2 calcula nuestro VO2 máx con apenas 10 minutos de carrera 'a nuestro ritmo'. Una pasada de función que esperamos ver en el futuro en otras pulseras de la competencia..

Aunque, ojo, el Charge 2 no es sumergible como su primo, el Flex 2. A cambio, también monitoriza nuestro sueño.

Y como curiosidad, nos ofrece una terapia para relajarnos... Sesiones de respiración guiada de 2 o 5 minutos con las que reduciremos nuestro ritmo cardíaco para, por ejemplo, irnos a dormir.

Lo novedoso es que esto se basa en tu ritmo cardiaco en tiempo real y no en una estimación. Por tanto, promete ser más efectivo que cualquier 'app' similar.

Lo malo es que, como en la Flex 2, Charge 2 no tiene GPS (aunque lo podremos sincronizar al de nuestro 'smartwatch') ni conexión USB.

En definitiva, si te sientes incómodo llevando un pulsómetro o no quieres gastarte un dinero extra en un 'smartwatch' con GPS integrado, la Fitbit Charge 2 es una opción perfecta a tener en cuenta...

Así funciona la Charge 2.Reproducir
Video:Así funciona la Charge 2..

En cualquier caso, la aplicación de 'fitness' de Fitbit es lo suficientemente completa como para registrar todos tus datos de entrenamiento y mostrártelos en tu móvil, 'tablet' o PC bien ordenaditos...

Y la gran pregunta... ¿Cuál elegirías tú?