mujerHoy

vivir

Tres ejercicios que debes hacer cada día si nunca te bajas de los tacones

¿Eres de las que usa tacones cada día? Esto te interesa...

Ejercita tus talones al bajarte de los tacones.
Ejercita tus talones al bajarte de los tacones. fotolia

Pasar el día subida en unos taconazos de infarto no solo afecta a tus pies, También daña los músculos de las piernas y la fortaleza de los tobillos. Sin embargo hay un modo de amortkizar esos efectos secundarios. Uno de ellos proviene del sentido común y es alternar los tacones con zapatos bajos y zapatillas de deporte, con darle un descanso a los pies a veces es suficiente para que el pie se estire, se recuperen los músculos y tendones y se reduzca el dolor y la inflamación.

El otro método consiste en practicar tres ejercicios simples que deben convertirse en una especie de rutina de entrenamiento para los pies. Estos ejercicios están diseñados para determinados músculos como los gemelos, y los que están alrededor de los tobillos, que resultan especialmente dañados con el uso continuado de zapatos de tacón.

Tres ejercicios para realizar:

  1. Sentada con los gemelos estirados con una banda de resistencia. Para recuperarse de un largo día o una larga noche subida a 10 centímetros de tacón los ejercicios de estiramiento para los gemelos son una buena cura y evita que se acorte esta musculatura. Hay que empezar sentada con las piernas estiradas y los talones apoyados en el suelo. Envuelve un pie con la banda de resistencia y tira la banda hacia tu cuerpo manteniendo la pierna estirada. Aguanta esta postura durante 30 segundos, y luego repite con la otra pierna. Repite tres veces.
  2. Ejercitar los talones. Cada día se deben fortalcer los músculos que rodean los tobillos haciendo un ejercicio muy simple. Elevar los talones y mantener esa posición durante 30 segundos vatoas veces. Esto ayudará a fortalecer unos músculos que suelen debilitarse con el continuado uso de tacones, y a mejorar el equilibrio, otra función que se afecta con el uso de zapatos altos. Paradas con los pies separados a la distancia de las caderas, eleva los talones y vuelve lentamente a apoyarlos en el suelo. Hazlo tres veces en 20 repeticiones.
  3. Ejercicios para los dedos. También hay que ejercitar los músculos internos de los dedos que suelen pasar demasiado tiempo encogidos en los zapatos de tacón. Para ello se puede emplear un rollo de papel de cocina que se apoye en el suelo, y solo con los dedos de los pies debemos intentar agarrarlo y mantenerlo durante 30 segundos. A continuación cambiar de pie. Unos dedos fuertes ayudan a mantener el equilibrio.

Horóscopo