mujerHoy

vivir

Si aún no te ha convencido el running prueba con el Power Walking

Parece que salir a correr (ahora llamado running) ha conseguido enganchar a cualquiera, tanto si era deportista como si no. Pero si eres de los pocos que todavía no le ha encontrado el gusto a este deporte tenemos otro que sí triunfará en tu rutina.

Mujer practicando 'Power Walking'.
Mujer practicando 'Power Walking'. Fotolia

Es siempre la primera opción en la que pensamos cuando decidimos ponernos en forma o perder algo de peso, parece sencillo y puede empezar a practicarlo en el mismo día. No tienes que ir a tu tienda más cercana a comprar accesorios ni preguntar en ningún gimnasio por el precio de la matrícula: sólo necesitas unas deportivas y ropa cómoda (la música es opcional aunque ayuda bastante).

Pero no ha conseguido convencernos a todos y el gimnasio no es tampoco nuestra pasión así que pensamos en otro deporte que hacer al aire libre y sin necesitar demasiados accesorios deportivos.

Entonces el power walking aparece en el listado de nombres de ejercicios que ya existían pero se les ha adjudicado un nombre (preferiblemente en inglés, no se sabe aún la razón) que consiste en hacer de caminar un deporte.

Pero ahí no se queda la cosa, ir a por el pan caminando o de tienda en tienda no se considera 'power walking' ya que hay tres factores fundamentales en esta "nueva" práctica:

  1. La postura: espalda en posición correcta (erguida y con los hombros hacia atrás), mirada al frente y abdomen constantemente contraído.
  2. El ritmo: aproximadamente deberíamos alcanzar (y mantener) los 9 kilómetros la hora, pero podemos empezar con 6 kilómetros.
  3. La constancia: al igual que cuando salimos a correr hay que empezar con moderación ya que los 10 primeros minutos son de calentamiento y "avisar" a nuestro cuerpo que empezamos con una sesión de entrenamiento físico. El resto de la sesión debería mantenerse en la misma velocidad y los últimos 3-5 minutos bajarla progresivamente.

Lo ideal sería conseguir hacer 4 sesiones semanales de 45 minutos mínimo y si conseguimos engancharnos podremos dedicar un total de 2 horas. Es importante ser conscientes durante todo el ejercicio de la postura que mantenemos fijándonos en la espalda, cadera y rodillas, manteniéndo siempre el vientre contraído para obtener los resultados deseados. El calzado es importante ser el apropiado con suelas que amortigüen el golpe. Un último consejo: la correcta hidratación como en todo deporte.

Es el deporte perfecto si tenemos alguna lesión que nos impide salir a correr, si sufrimos de hipertensión (el running no está recomendado) o si simplemente no nos ha gustado salir a correr, así que no lo dudes: ¿damos un "paseíto"?.


Horóscopo