mujerHoy

vivir

Cómo te pone en forma el modo vibrador de los aparatos

Las plataformas vibradoras ayudan a las personas a perder grasa corporal

Una chica haciendo deporte
Una chica haciendo deporte fotolia

Durante muchos años los fabricantes de equipos deportivos y algunos gimnasios han intentado vendernos que ponernos a vibrar puede ser una forma de ejercicio. En los años 80 aparecieron los cinturones vibradores para la cintura, y hoy muchos gimnasios están llenos de plataformas para vibrar con gracia y soltura. Ahora por primera vez un estudio con ratones sugiere que hay algo de verdad en esas teorías que a muchos parecían peregrinas.

Al parecer una máquina vibradora puede producir beneficios parecidos a los de cualquier actividad física. La investigación publicada en la revista Endocrinology descubrió que las ratas con diabetes y obesidad obtenían beneficios similares en su masa muscular y en su sensibilidad a la insulina si caminaban 45 minutos diarios en una cinta o si se sometían durante 20 minutos a una maquina vibradora. En ambos casos se ganaba menos peso y se mejoraba el estado de salud general si se compraba con ratas sedentarias.

Las plataformas vibradoras envían pequeñas ondas a todo el cuerpo causando la contracción y relajación de los músculos múltiples veces por segundo. Los científicos advierten de que la vibración no es la cura para todos los males causados por el sedentarismo y que los beneficios vistos en las ratas no tienen porque replicarse en los humanos. Aunque un estudio de 2009 ya encontró que las plataformas vibradoras ayudaban a las personas obesas a perder grasa corporal.

Además advierten de que el estudio fue diseñado para medir los resultados de la vibración en ratas obesas y poco saludables En ratones más jóvenes y sin sobrepeso no se observó ningún beneficio. “La terapia de vibración puede ayudar a personas obesas con dificultad para moverse o ejercitarse regularmente pero para alguien capaz de practicar una actividad física seguimos recomendando el ejercicio como primera opción”, explica el autor principal de la investigación Meghan McGee-Lawrence, de la Universidad de Augusta.

Para obtener los beneficios citados de la vibración hay que tener en cuenta varias cosas, se debe conseguir una frecuencia y magnitud del estímulo adecuada y se debe practicar por un tiempo suficiente. Exponerse a unos niveles muy altos de vibración puede causar daños en los huesos. El American Council on Exercise también ha advertido que las máquinas vibradoras para todo el cuerpo pueden afectar los marcapasos y los implantes electrónicos. Además, no son recomendables para mujeres embarazadas ni personas con historial de crisis epilépticas, tumores o trombosis.

Horóscopo