mujerHoy

vivir

Cómo combatir las agujetas

Son las compañeras inseparables de quienes practican deporte, pero te ayudamos apaliar sus efectos

Son las compañeras inseparables de los deportistas
Son las compañeras inseparables de los deportistas gtres

Las agujetas son compañeras inseparables de todo aficionado al deporte. Ni siquiera se libran los que lo practican habitualmente porque seguro que las han sufrido después de unas vacaciones sedentarias, una lesión o simplemente un cambio en la rutina de entrenamiento o deporte.

Las agujetas no son más que la consecuencia de sobrecargas en los músculos. Éstas provocan microrroturas musculares que son las causantes de dolor. No hay tratamiento ideal para las mismas; tienen que sufrirse hasta que cicatricen esas microrroturas en 3 ó 4 días aproximadamente, pero sí se puede atenuar la sensación de molestia y dolor que causan:

Consejos para paliar los efectos de las agujetas

  • Contraste frío-calor: en un primer momento aplicar hielo es un analgésico efectivo ya que duerme la zona. De todas formas, lo mejor en este sentido es un baño de agua templada que mejore la circulación sanguínea y nos relaje y luego aplicar un contraste con agua muy fría. Cuando termines, no te des masajes, como mucho friega la zona. Puedes añadir especies aromáticas al baño como el romero o el tomillo., que es buen antiinflamatorio.
  • El descanso total es una opción porque sufres menos y el dolor cesará en 3 ó 4 días. Pero para cualquier deportista o para el principiante que acaba de probar, es una faena parar tanto. Por eso el consejo es hacer un poco de actividad suave. Al principio será duro, pero se aliviará el dolor porque el cuerpo genera hormonas del estrés que ayudan a ello. Además, la mayor circulación sanguínea favorece la regeneración muscular. Es importante que dediques unos minutos antes de empezar a estirar muy bien.
  • Azúcar: meterle al cuerpo una dosis de azúcar es cierto que no te va a librar de los 3 días de dolores, pero te ayudará a descansar con menos molestias, ya que si las agujetas son muy fuertes pueden llegar acompañadas de calambres, especialmente durante el sueño. Tienes la opción clásica del agua con zumo de limón y azúcar pero también es bueno por ejemplo el uso de miel, más rica, con leche.
  • Uso de elementos naturales que alivien el dolor: el aceite de oliva es uno de estos ingredientes naturales que ayudan a mitigar el dolor muscular ocasionado por las microrroturas. Si eres fan de los remedios caseros, puedes probar qué tal te funciona éste antes de bañarte con agua templada: humedece un paño con aceite de oliva y friega la zona muscular dolorida con él (no masajees fuerte). Después, repite esas caricias con unas gotas de aceite esencial de lavanda.
  • Cuida la alimentación: para recuperarte lo antes posible, la alimentación es una pata importante. De entrada, acuérdate de hidratarte muy bien durante el ejercicio, aunque sea suave. En los desayunos incorpora alimentos ricos en vitamina C. Lo tienes fácil: un buen zumo de naranja. La piña es otra buena opción al igual que el plátano, rico en potasio, elemento importante contra las agujetas. En el caso del almuerzo y cenas es interesante buscar alimentos ricos en potasio y sobre todo en magnesio que también libera tensiones y previene los calambres. Frutos secos como las semillas de calabaza, almendras o anacardos y verduras de hoja verde como la espinaca son algunos de ellos, al igual que el aguacate, e incluso el chocolate negro.

Si no puedes aguantar con ninguno de estos consejos, y ni siquiera te sirve con el descanso total o no puedes llevarlo a cabo por tus circunstancias, puedes tomar un analgésico como el paracetamol para reducir el dolor localizado. Evita medicamentos más fuertes como los antiinflamatorios.


Horóscopo