mujerHoy

vivir

¿Sabrías diferenciar los muffins de las magdalenas?

Muchos dicen que es lo mismo muffin que magdalena, pero nosotros te contamos en qué se diferencia la versión 'trendy' frente a la clásica.

Muffins de chocolate y azúcar glas
Muffins de chocolate y azúcar glas Gtres

Los muffins ya eran uno de los dulces más populares de Estados Unidos hace más de 300 años cuando llegaron las primeras recetas desde Inglaterra a pesar de que se volviesen tendencia en las redes sociales hace pocos años.

Mientras, las magdalenas no han evolucionado y seguimos con la misma receta que cuando empezaron en España y Francia. Tienen un gran parecido a primera vista pero también existen las diferencias que nos ayudan a diferenciarlas emoezando y temrinando en el papel que los recubre y a veces, ni siquiera eso. Las diferencias van mucho más allá del tamaño, el sabor, la preparación o la forma.

Para ello Moncho López, alma máter de Levadura Madre, nos cuenta algunos de los secretos que encierran y que tal vez desconocías:

Las diez diferencias entre las magdalenas y los muffins:

  1. “Quizás lo más evidente sea el peso. Una magdalena tiene un peso de entre 75 y 90 gramos, mientras que un muffin está entre los 160 y los 185”.
  2. “La magdalena no tiene sabores, sabe a magdalena, mientras que el muffin sí admite una gran variedad de ingredientes".
  3. “Los muffins se adornan a diferencia de las magdalenas, que sólo en ocasiones llevan azúcar”.
  4. “Las magdalenas son siempre dulces, los muffins pueden también ser salados”.
  5. “Las magdalenas no tienen relleno, en los muffins puede inyectarse todo tipo de cremas, mermeladas, etc…”.
  6. “La magdalena se hornea con una temperatura de techo alta, lo que provoca una costra durita que se rompe y da su típica forma. El muffin se hornea con una temperatura más baja, por lo que no rompe y su forma final es más redondeada”.
  7. “Las magdalenas tradicionales se preparan con aceite de girasol o de oliva, los muffins sin embargo tienen una masa más pesada que se hace con mantequilla”.
  8. “La masa de las magdalenas es más esponjosa, porque se hacen con el huevo muy batido”.
  9. “La magdalena es seca mientras que el muffin tiene una cierta carga de humedad".
  10. “El último punto tiene que ver con el público que consume cada producto. Las magdalenas las compra un público más tradicional, normalmente para desayunar, mientras que los muffins los pide gente joven, suelen compartirlo y lo toman a cualquier hora: desayuno, media mañana, merienda…”

¿Será esta última diferencia (y la tercera) la razón por la que hay 140.000 resultados de #magdalena en Instagram frente al millón y medio de #muffin?