mujerHoy

vivir | Entrevista

Lucía Galán Bertrand

Pediatra, autora de 'Lo mejor de nuestras vidas'

No vacunar a los niños es una irresponsabilidad

Lucía Galán Bertrand, pediatra y autora de 'Lo mejor de nuestras vidas'.
Lucía Galán Bertrand, pediatra y autora de 'Lo mejor de nuestras vidas'. LUCIAMIPEDIATRA.COM

Buceamos en las mayores preocupaciones de padres y madres de la mano de Lucía Galán, una voz nueva, fresca y directa en el ámbito de la pediatría.

Su cercanía, su mirada 'limpia', su tono amable y su capacidad para escuchar provocan en su interlocutor unas irresistibles ganas de contarle "lo tuyo", lo que más te preocupa sobre tus hijos. Lucía Galán Bertrand es la pediatra que todos querrían para sus pequeños. En el recién publicado 'Lo mejor de nuestras vidas' (Planeta), ha sabido plasmar muchas dudas y temores que inquientan a padres y madres de un modo directo y con un particular sentido del humor pues, tal como ella misma dice: "Soy pediatra, pero también soy mamá y vivo las mismas alegrías, penas, miedos y problemas que vive cualquier madre". La publicación de esta guía surge tras el éxito de su blog, luciamipediatra.com, que comenzó en septiembre de 2014 y cuyos post se han convertido en auténticos fenómenos virales.

Mujerhoy: La idea de abrir un blog, ¿surgió por una necesidad de expresar tus conocimientos o porque veías que la información en la Red podía confundir a tus pacientes?

Lucía Galán: En realidad la idea no fue mía, sino de una amiga, y surgió de casualidad. Estábamos merendando en su casa y le comenté que se habían puesto en contacto conmigo varias webes y blogs para que les escribiera artículos pediátricos y que me habían dicho que cada vez que publicaban uno de mis textos se les disparaban las visitas. Entonces ella me preguntó, ¿y por qué no abres tú tu propio blog de pediatría? Le di vueltas a la idea, me compré un manual de wordpress y a la semana siguiente le pedí a mi amiga Silvia que me ayudase a abrir el blog. Y lo abrimos mientras nuestros hijos jugaban. A partir de ahí empecé a escribir, los post se compartieron mucho y una cosa me llevó a la otra. Fue una experiencia no buscada, pero satisfactoria.

Mujerhoy: ¿Por qué prefieren leerte a ti y no otros blogs? La oferta es amplia...

Lucía Galán: Habría que preguntar a los lectores, pero lo que me suelen decir es que les gusta cómo mezclo de una manera sencilla y real mis experiencias como pediatra y mis experiencias como madre. Porque muchas mamás cuando vienen a la consulta necesitan, además de que les expliques lo que tienen que hacer cuando el niño tiene fiebre, que les digas que por lo que ellas han pasado tú también has pasado. Y es que yo soy pediatra pero soy mamá también y les digo que sus penas, sus miedos y sus alegrías y lo duro de la incorporación al trabajo y las noches en vela también lo he pasado como ellas. Son "sentimientos universales" de la maternidad. Esa conexión con las madres de "persona real", no "médico-paciente-mesa-distancia", supongo que funciona. Siempre he sido 'Lucía' y he dado esa imagen de cercanía que confieso que me gusta.

Mujerhoy: ¿Qué es lo que más preocupa a las madres?

Lucía Galán: Se divide por edades. En los primeros meses les preocupa de forma obsesiva el bienestar del niño, cuestiones como el riesgo de muerte súbita, si están o no cogiendo bien peso, los ruiditos que hace al respirar, las manchas que le salen... Se pasa mal porque se junta con el posparto y no es una etapa fácil para las madres. A medida que van pasando los meses se van relajando y el tema estrella es la alimentación, la introducción de los alimentos y en la tercera etapa, que es más larga, corresponde a las primeras infecciones y las consultas sobre qué hacer cuando el niño se pone malito, cuáles son los signos de alarma. Invierto mucho tiempo en depositar en las madres una sensación de control, que creo que es importante. Ellas son las encargadas de controlar que esa infección no se complique y deben conocer qué signos deben seguir y esto les ayuda a ser partícipe de la salud de sus hijos.

El movimiento anti-vacunas es uno de los que más me desgasta en la consulta

Mujerhoy: En cuanto a esa etapa, la de las infecciones, ¿qué despierta mayores inquietudes? En tu libro hay capítulos dedicado a cuestiones como la fiebre, las vacunas...

Lucía Galán: El movimiento "anti-vacunas" es uno de los que más me desgasta en la consulta. No suelen atender a razones y es habitual que tengan sus "propios médicos" porque no les gusta lo que les dices... Si bien he tenido alguna familia a la que poco a poco he podido convencer de la necesidad de vacunar a sus hijos con argumentos fue un proceso que conseguí poco a poco. Todas las formas de crianza son respetables pero hay que establecer unos límites y con las vacunas hay unos límites. Hay que vacunar a los niños. Las vacunas han salvado millones de vidas. Siguen salvando vidas y no vacunar a los niños es una irresponsabilidad. Estamos jugando con su salud. Es un tema serio. Todo lo permisiva que soy en todo lo demás, soy de tajante con el tema de las vacunas. Hay que hacer caso a la ciencia porque la evidencia es lo suficientemente contundente como para aconsejarlas. Cuando viene alguna familia con artículos en los que desaconsejan una vacuna, les digo que me parece una temeridad ir en contra de la opinión de los comités científicos nacionales e internacionales que se dedican única y exclusivamente a estudiar la seguridad de una vacuna. Nunca me voy a apartar de las fuentes científicas. Creo tengo que dar esa información a los padres y que sean las familias las qeu decidan.

Mujerhoy: Como pediatra y al ser consciente de los peligros y enfermedades que acechan a los niños, ¿crees que has sobreprotegido a tus hijos alguna vez?

Lucía Galán: Es inevitable. Es una especie de deformación profesional. No podemos evitarlo pues al estar en contacto a diario con la enfermedad de los niños y al ver tantas historias impactantes es probable que, sobre todo con mi primer hijo, pecase de sobreprotección. Hay ejemplos... Un día ves en una guardia nocturna a un niño que se ha atragantado con las aceitunas y reconozco que he llegado a llamar a casa para decir, "por favor, cuidado con los niños, alejad de ellos los frutos secos y las aceitunas". Y otro día ves a un bebé con una fractura craneal por haberse caído del cambiador y llamas a tu casa para decirles que tengan cuidado con el cambiador. Al principio es algo inevitable, pero poco a poco eres consciente de que los niños que están tratando son los "niños malitos" y que son un determinado porcentaje de la población" y que eso no es lo "norma" pues la inmensa mayoría de los niños están sanos y no tiene por qué pasarles nada. De alguna manera ya con mi hija ya me relajé.

Mujerhoy: ¿Identificas a madres y padres obsesivos con las enfermedades?

Lucía Galán: Sí, es importante conocer bien a los padres. Algunos acuden a la consulta con mucha frecuencia, aunque casi siempre se trate de algo poco importante y otros acuden solo cuando algo puede ser de mayor gravedad. Existen los padres obsesivos con la enfermedad, sí, pero lo peor es pensar que de padres hipocondríacos vienen niños hipocondríacos y con esto hay que tener cuidado porque lo que decimos y cómo nos expresamos genera un gran impacto en ellos. ¿De verdad es necesario quejarse siempre por todo, por lo que nos duele, por lo que nos cansa, por lo que nos sienta mal? No nos damos cuenta de que damos lugar a niños miedosos, tímidos, con baja autoestima, hipondríacos... En los pequeños detalles es donde se encuentran los grandes hallazgos en la educación. Cada pequeño detalle que transmitamos en nuestro día a día es una oportunidad para dejarles algo bueno. Es nuestro legado..

Mujerhoy: "Mi pediatra me ha dicho esto, pero el pediatra de mi amiga dice lo contrario...". Es habitual que las madres compartan con amigas, vecinas y familiares los consejos de sus pediatras, ¿a qué responde esta disparidad de opiniones?

Lucía Galán: La pediatría es un campo que se ha modernizado mucho en los últimos años. Siempre te vas a encontrar a pediatras de la vieja escuela, con conductas y tratamientos que quizá estén un poco fuera del contexto actual, pero yo en eso soy rigurosa y siempre me apoyo en lo que dice la Asociación Española de Pediatría y las sociedades científicas. Creo que con esto hay que ser honestos y aunque tienes mucho margen en muchos temas como la crianza y la educación, donde puedes moldear muchos aspectos conforme a tu criterio, con el tema de las enfermedades los protocolos y las medidas clínicas están muy claros. Y deberíamos atenernos a lo que los expertos nos dicen, que son los que estudian los temas para que luego nosotros los transmitamos a nuestros pacientes.

Mujerhoy: ¿Y qué sucede con esa "herencia" de madres, hermanas, abuelas? ¿Cómo podemos relativizar el aluvión de información que reciben las madres?

Lucía Galán: Hay mucha información y fruto de ese exceso de información es la desinformación o la mala gestión de la información. Y es algo que puede resultar dañino. Yo a las madres les digo que pregunten siempre si tienen dudas, que establezcan una relación con su pediatra basada en la confianza y que, ante la duda, sigan su instinto, que pocas veces nos falla. Estamos en la consulta para resolver dudas y yo quiero que me pregunten y me pregunten mucho, pero en determinadas cosas que no hay una norma fija, si yo siento de una manera y veo que la madre lo siente de otra manera, siempre les pregunto: "¿Crees que lo debemos hacer así? Pues adelante".

Mujerhoy: Y a nivel comercial, ¿recibes muchas propuestas para monetizar tu blog?

Lucía Galán: Esto sí que no lo acepto. Me llegan muchas ofertas, desde el principio decidí que no quería incluir publicidad en el blog y no acepto propuestas comerciales para promocionar marcas y si hablo de algo es porque me parece una información útil para las madres. No entro en el marketing y quiero que siga siendo un espacio independiente. Si colaboro con alguna marca lo hago en su propio espacio y con determinados blogs pediátricos, para transmitir mis conocimientos, pero tengo mi profesión y eso lo tengo claro. No obstante, respeto lo que decidan hacer otras personas, madres blogueras o cualquier otra persona que quiera comercializar su experiencia. Me parece estupendo que lo hagan.

Comentarios


Horóscopo