mujerHoy

vivir

Piojos: tips de prevención y tratamiento

Con el arranque de la etapa escolar aumenta el riesgo de contraer piojos, un temido parásito, tan incómodo como laborioso de eliminar. Así podrás prevenirlos y eliminarlos.

Una niña, peinada por su madre.
Una niña, peinada por su madre. gTRES

Para empezar es importante recordar que los piojos ni saltan ni vuelan por lo que sólo cambian de cabeza con el contacto directo, por eso su contagio es más habitual en la etapa de infantil aunque pueden tenerse a cualquier edad. De hecho algunos progenitores también los sufren los efectos en su propio pelo cuando sus hijos son invadidos por este pequeño bichito.

A la hora de prevenir, dos son las principales claves para evitar los piojos:

  • Peinados: En el caso de los niños suele ser más sencillo ya que acostumbran a llevar el pelo corto. En cualquier caso, para mantener las melenas a buen recaudo, hay que utilizar peinados recogidos como las coletas altas o las trenzas. Se trata de procurar que la nuca y la zona de detrás de las orejas, que son más cálidas y preferidas por los piojos, se mantengan despejadas, para lo que dos coletas o dos trenzas son opciones ideales.
  • Revisión: El otro imprescindible es la revisión periódica del cabello de los niños para atajar lo antes con prontitud una posible infección. Podéis realizar una revisión rutinaria durante el peinado diario y una o dos veces a la semana separa el cabello en mechones y comprobar de forma más meticulosa. Podéis incluso utilizar un peine en las zonas más críticas para descartar definitivamente que haya piojos.

En caso de infestación no queda otra que armarse de paciencia y utilizar alguna de las numerosas lociones que existen en el mercado para eliminar la pediculosis. Es importante seguir las instrucciones de uso, por un lado para cuidar el cuero cabelludo del niño y por otro, para que no favorezcamos la resistencia de los parásitos a los insecticidas.

Tras el uso de la loción hay que peinar el cabello con un peine especial que arrastra las liendres (liendrera) y los huevos desde la raíz a las puntas separando el pelo por mechones. Esta operación debe realizarse varias veces seguidas para evitar cualquier brote.

El vinagre no elimina los piojos, pero su uso con agua caliente ayuda a que se desprendan las liendres.

Además, hay que lavar con agua caliente toda la ropa que haya podido estar en contacto con el pelo de la persona infectada como cojines, sábanas, toallas, colchas, abrigos…

También es recomendable revisar a toda la familia por si se ha producido algún contagio.

¿Pero cuánto viven?

Comprender el ciclo vital de los piojos puede ayudar a eliminarlos. Este parásito vive en torno a un mes. El proceso comienza cuando la hembra pone el huevo a apenas dos milímetros del cuero cabelludo. Entre seis y siete días después nace la ninfa que pasa a ser piojo adulto con capacidad de reproducción diez días después, por lo que, en torno a quince días después de erradicar una infección, puede producirse un nuevo brote si queda algún huevo sin eliminar. De ahí la importancia de las revisiones meticulosas para acabar con los piojos de forma definitiva

También se puede repetir el tratamiento seis o siete días después de la primera vez, pero no antes, ya que estas lociones suelen ser efectivas con los piojos, pero no tanto con los huevos, así que al intervenir de nuevo a la semana, se ataja con el bicho después de su eclosión, pero antes de que tenga capacidad de reproducirse.