mujerHoy

vivir

La lactancia cuando el bebé es prematuro

Además de los beneficios para la salud del bebé, un estudio rebela que alimentarle con leche materna permite ahorrar más de 1.000 euros por niño.

Una madre dando el pecho a su hijo.
Una madre dando el pecho a su hijo. gtres

España es uno de los países de Europa con mayor tasa de niños prematuros, ya que uno de cada trece nacimientos es un bebé pretérmino. El informe promovido por Medela y realizado por el York Health Economics Consortium en Reino Unido pone de manifiesto que la alimentación exclusiva con leche materna en los bebés pretérmino supondría un ahorro estimado de más de 1.000 euros por bebé, un ahorro estimado de 29 millones de euros anuales en el Sistema Nacional de Salud.

El estudio analiza el ahorro de costes derivado de los beneficios para la salud del bebé al reducir la incidencia de enfermedades como la enterocolitis necrosante, la sepsis o la obesidad infantil, sino también el impacto en menores costes hospitalarios y de tratamiento. La principal conclusión de este trabajo de investigación afirma que alimentar al bebé prematuro exclusivamente con leche materna supondría un ahorro estimado por niño de 1.039,6 euros durante toda su vida.

En este sentido, del ahorro total estimado por niño, el 64,5 por ciento (670,6 euros) se aplica al periodo durante el que el niño permanece hospitalizado en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) y el 35,5 por ciento restante (369 euros) estaría vinculado a la reducción de enfermedades a largo plazo y complicaciones tras recibir el alta hospitalaria.

Beneficios económicos a largo plazo

La leche materna contiene células madre, más de 130 azúcares complejos (oligosacáridos), más de 400 proteínas y es un fluido vivo que se adapta progresivamente a las necesidades del bebé. Hay evidencias científicas que demuestran que, por la composición de la leche materna y la manera sinérgica como reaccionan sus componentes, proporcionar en exclusiva este alimento a los bebés pretérmino reduce el riesgo de desarrollo de diferentes enfermedades, tanto las que afectan al periodo en el que el bebé está ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) como las que pueden desarrollar a lo largo de su vida.

En concreto, el estudio se centra en la enterocolitis necrosante (NEC), la patología digestiva adquirida más frecuente y grave en el periodo neonatal, la infección bacteriana o sepsis, el Síndrome de Muerte Súbita del bebé (SIDS por sus siglas en inglés), la leucemia infantil y enfermedades crónicas e infecciosas, como la otitis media y obesidad. Además, compara el coste actual de tratamientos para este tipo de enfermedades en niños prematuros con el ahorro que se conseguiría proporcionando leche materna, ya que disminuye la incidencia de muchas de ellas, y analiza cómo influyen las muertes neonatales en el nivel de productividad, ya que indirectamente la muerte de un niño supone una importante pérdida de beneficios para cualquier sociedad.

Las enfermedades que afectan al bebé prematuro

Las dos enfermedades que mayor incidencia presentan en bebés nacidos pretérmino ingresados en la UCIN son la enterocolitis necrosante y la sepsis, patologías que por su virulencia requieren tratamiento médico inmediato, estancia prolongada en el hospital y, en el caso de la NEC, incluso cirugía. Además, también son las patologías más relevantes para el hospital en términos de coste.

En el caso de la enterocolitis, con una incidencia en niños prematuros del 2,6 por ciento, el coste para el hospital estimado por YHEC superaría los 19.000 euros por cada caso, puesto que el bebé requiere una estancia muy prolongada en el hospital (una media de 27,2 días), a lo que habría que sumar casi 2.000 euros si es necesario realizar cirugía. En el caso de sepsis, con una incidencia del 16% y que requiere una estancia hospitalaria media de 5,9 días, el coste estimado en el estudio superaría los 4.200 euros . Sin embargo, estos costes podrían verse significativamente reducidos si el bebé pretérmino fuese alimentado con leche humana, ya que esta disminuye el riesgo de NEC y sepsis en un 86 por ciento y 12 por ciento respectivamente en comparación con la leche de fórmula.

Otras enfermedades que suelen aparecer tras el alta hospitalaria

La incidencia de enfermedades que suelen aparecer después de que el bebé prematuro reciba el alta hospitalaria disminuye notablemente si el bebé ha sido alimentado con leche materna. En concreto, las principales enfermedades asociadas suelen ser la leucemia, SIDS, otitis media y obesidad y la reducción del riesgo se sitúa en un 8,6 por ciento, 60 por ciento, 60 por ciento y 21 por ciento, respectivamente. Por lo tanto, además del ahorro de costes que supone la alimentación exclusiva con leche materna, la menor incidencia implica un beneficio para el sistema sanitario y la sociedad que se prolonga en el tiempo.

El cáncer más común en los niños es la leucemia linfoblástica aguda infantil, si bien su incidencia es muy baja, situándose en un 0,04 por ciento. Aun así, si los bebés son alimentados exclusivamente con leche materna su incidencia podría llegar a reducirse un 8,6 por ciento. Dado que la leucemia tiene unos elevados costes debido a la hospitalización, estimados en más de 130.000 euros , el ahorro económico que se produciría proporcionando leche humana a estos niños sería muy considerable.

La alimentación exclusiva con leche materna también ha demostrado ser beneficiosa para proteger frente a la obesidad infantil que tiene una vinculación con la obesidad en edad adulta . Su incidencia podría reducirse un 60 por ciento. Entre las enfermedades asociadas a la obesidad en la edad adulta destacan la diabetes tipo 2 y enfermedades coronarias, patologías que podrían disminuir si el bebé hubiese sido alimentado con leche materna. Tomando como base las conclusiones derivadas del estudio promovido por Medela y realizado por el YEHC, el ahorro derivado de esa menor incidencia de la diabetes tipo 2 en edad adulta se situaría en más de 18.000 euros mientras que en el caso de la enfermedades coronarias el ahorro de costes estimado sería de más de 2.200 euros.

Cómo promover la alimentación con leche materna

  1. Proporcionar en las UCIN apoyo adecuado para la lactancia a las madres de niños pretérmino, incluyendo acceso al equipo, un espacio adaptado para amamantar y otras comodidades
  2. Educar a las familias de niños prematuros en los beneficios de la leche humana para que puedan elegir de manera informada sobre cómo quieren alimentarlo.
  3. Promover la alimentación con leche humana debido a los beneficios que aporta para la salud.
  4. Crear grupos de apoyo para padres.
  5. Implantar en las UCIN políticas que ofrezcan facilidades a las madres para acceder al niño las 24 horas del día, todos los días de la semana, promoviendo el contacto piel con piel y la lactancia materna siempre que sea posible.
  6. Proporcionar a las madres diagnósticos interdisciplinares y guías de lactancia, y asegurar que todo el equipo involucrado con el cuidado del niño tiene unos conocimientos básicos de formación sobre la lactancia con el objetivo de ofrecer información fidedigna a la familia.
  7. Desarrollar las mejores prácticas estandarizadas, basadas en evidencias para manejar de manera efectiva e higiénica la obtención, recolección, etiquetado, almacenamiento y alimentación de la leche humana.
  8. Promover bajas por maternidad de duración suficiente para las madres de niños pretérmino con el objetivo de que puedan amamantar o al menos, proporcionarles un espacio para dar el pecho en su lugar de trabajo.
  9. Promover entre las aseguradoras el apoyo, educación y ofrecimiento de incentivos a las madres que den leche humana a sus niños.
  10. Crear e implementar una legislación a nivel nacional para abrir y financiar los bancos de leche con el objetivo de asegurar la alimentación exclusiva con leche materna cuando la madre no pueda proporcionarle suficiente leche propia a su hijo.
  11. Promover y valorar la donación de leche materna a los bancos de leche, de manera similar a la donación de sangre, para beneficiar a la sociedad en su conjunto.