mujerHoy

vivir

Tips para incrementar la concentración de tus hijos

No exijas más a tu pequeño de lo que puede darte. La concentración, como cualquier otra habilidad, se desarrolla a medida que el niño crece

Niño concentrado con las cartas de naipe.
Niño concentrado con las cartas de naipe. Gtres

Como cada tarde llega la hora de las tareas y en cada casa es diferente. En algunas es un momento de calma en el que cada uno se dedica a su función mientras que en otras es un calvario: discusiones, mandar una y mil veces a tu hijo a su habitación….

¿Tu pequeño es de los que se distrae con una facilidad increíble (hasta con una mosca volando, podría decirse) en cuanto se sienta en su mesa a hacer los deberes o a estudiar?

Es posible que te preocupe pero tranquila, porque descartando los casos aislados de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), es completamente normal que a los niños les cueste centrar su atención en una única actividad fija durante mucho tiempo. Y más aún, si ese algo no tiene nada que ver con la diversión que les proporciona la tele o su videojuego favorito.

¿Qué han de hacer los padres ante esa situación? Punto número uno, no perder la calma. Punto número dos, dejarse aconsejar por estos tips:

Tips para incrementar la concentración de tus hijos

  • El hábito de estudio. Es muy importante instaurar una serie de horarios, reglas y normas a cumplir por el niño. Desde bien pequeños, si les acostumbras a seguir una rutina de estudio, posteriormente les vas a facilitar la realización de esta tarea de forma fructífera. Todos los días un rato, en el mismo sitio y a la misma hora.
  • Escritorio propio. Haz hueco en la habitación de tu niño para incorporar una mesa de estudio solo para él, una silla cómoda y siempre con la iluminación apropiada. Así, no solo tu hijo se encontrará a gusto en ese lugar, sino que también, nada más sentarse ahí, se mentalizará de que es el momento de centrarse a estudiar. (Recuerda que en Showroomprive.es, puedes encontrar todo lo necesario para equipar la habitación de tus hijos).
  • Descanso. No hay que infravalorar los minutos dedicados al descanso. Está comprobado que la concentración disminuye notablemente tras una hora de intenso estudio por lo que es completamente necesario realizar paradas periódicamente. (Igualmente necesario es dormir bien cada noche).
  • Silencio. Todo influye. El ambiente de la casa mientras tu hijo se esfuerza por estudiar, también tiene que ver en su rendimiento. Mientras tu niño está haciendo las tareas, has de intentar mantener el resto de la casa lo más en silencio posible, sin ruidos molestos e innecesarios. (O por lo menos, los espacios contiguos a la zona de estudio del niño). • Juegos que mejoran la concentración. Ayúdale a mejorar su concentración de manera divertida. ¿Cómo? Con los juegos de mesa. Especialmente aquellos que requieren mantener la atención fija como los rompecabezas, los juegos de memoria, dibujar…
  • Felicítale por el trabajo bien hecho. Motivar al niño es de vital importancia, al igual que no exigirle más de lo que puedan darte (la concentración se va desarrollando con los años). Un pequeño gesto de atención positiva para él significa mucho. Siéntete orgullosa de sus progresos y házselo saber. Reforzarás su autoestima.

Horóscopo