mujerHoy

vivir

Por qué tus hijos deben jugar en la calle

Solo en España, 9 de cada 10 padres reconocen que sus hijos juegan mucho menos al aire libre que ellos mismos cuando eran niños.

Niños jugando en el campo
Niños jugando en el campo fotolia

Los datos son escalofriantes: los niños del mundo pasan el 90% de su vida en espacios cerrados y un 5% de los niños españoles no juega nunca fuera de casa. Los niños nunca han tenido tan poco tiempo para jugar al aire libre como hoy día. Diversos estudios demuestran que el tiempo del que los niños disponen para jugar en el exterior ha descendido un 71% en tan solo una generación y que pasan un 90% de su vida en espacios cerrados.

Todavía no sabemos qué consecuencias tendrán estos cambios de hábitos en su edad madura, pero luego no debemos sorprendernos si los adolescentes se comunican más de manera digital que cara a cara. Los estudios llevados a cabo en el marco de la campaña 'Ensuciarse es bueno de Skip' revelan que los padres de todo el mundo son conscientes de este cambio. Solo en España, 9 de cada 10 padres reconocen que sus hijos juegan mucho menos al aire libre que ellos mismos cuando eran niños. Es más, un 5% de los niños españoles no juega fuera de casa de forma habitual.

Por este motivo, familias de todo el mundo se están uniendo para hacer frente a la disminución del tiempo de juego en el exterior a través de la segunda edición del ‘Día de las clases al aire libre’. Una iniciativa a través de la que miles de centros educativos celebran los beneficios del juego y del aprendizaje al aire libre. Durante los últimos 30 años, diversos estudios han certificado, asimismo, que el tiempo del que disponen los niños para jugar en el colegio también está disminuyendo de forma considerable. Los centros educativos cada vez dedican menos tiempo y espacio al juego al aire libre y un 30% de los niños han visto reducido su juego en el exterior en más de 30 minutos en la última década.

No obstante, los sondeos llevados a cabo para la campaña 'Ensuciarse es bueno' de Skip prueban que los padres consideran el juego como algo fundamental para el desarrollo de sus hijos. En concreto, el 98% de los padres españoles admite que el juego es una actividad necesaria para aprender habilidades imprescindibles en la vida. Es más, 9 de cada 10 padres en España afirman que sin el juego los niños no pueden alcanzar una educación completa.

La solución en el caso de los colegios es sencilla: dar al menos una hora de clase al aire libre y, de esta forma, poner de relieve la trascendencia del juego en el exterior. Además, el uso de elementos naturales como piedras y hojas para practicar la aritmética, jugar a la búsqueda del tesoro para aprender historia, construir refugios o cazar insectos son actividades con las que los niños aprenden mientras juegan al aire libre.

La segunda edición del ‘Día de las clases al aire libre’ se celebrará en todo el mundo el próximo 18 de mayo. En España será Skip, la marca de detergentes de Unilever, quien coordinará la iniciativa con el respaldo de Ayuda en Acción. El profesor Peter Blatchford, que ha investigado el tiempo de juego en los centros educativos durante 20 años, comenta: “El juego y los descansos cada vez se recortan más en la rutina diaria de los colegios, pero los niños los necesitan para procesar lo aprendido y socializar. Gracias a ellos, desarrollan habilidades y crean relaciones con sus compañeros fundamentales para vivir una infancia feliz”.

El reto para padres y centros educativos es encontrar el equilibrio entre juego y aprendizaje tradicional. En este sentido, el 56% de los padres de todo el mundo creen que los deberes tienen más relevancia que el juego en el éxito futuro de sus hijos. En 2016, el 79% de los centros educativos que tomó parte en el ‘Día de las clases al aire libre’ aseguró que incrementarían el tiempo que pasan sus alumnos fuera de las aulas aprendiendo y jugando. Este año, está previsto elevar el número de escuelas y países que formarán parte de esta iniciativa creada para concienciar a la sociedad sobre la importancia del juego en el desarrollo personal de los más pequeños.

Julián Donoso, Responsable de Alianzas Estratégicas de Ayuda en Acción, añade, “El juego proporciona una serie de valores esenciales que sólo pueden aprenderse a través de la experimentación, como el trabajo en equipo, la inclusión, la igualdad, la convivencia y el diálogo. Por este motivo, en Ayuda en Acción formamos parte del ‘Día de las clases al aire libre’ en 2016 y por eso volvemos a apostar por esta iniciativa el próximo 18 de mayo”.

Ana Palencia, Directora de Comunicación y Sostenibilidad de Unilever España, apunta, “Fomentar el juego es fundamental para que nuestros hijos progresen en la vida de la mejor forma posible. No es caro, no es un sacrificio y sólo son necesarios un poco de creatividad y de confianza. En el ‘Día de las clases al aire libre’ los profesores y alumnos comparten la oportunidad de crear maravillosos momentos de juego y aprendizaje. Desde Unilever y desde Skip queremos hacer un llamamiento a profesores, padres y alumnos para que nos ayuden a que el ’Día de las clases al aire libre’ que celebraremos el próximo 18 de mayo sea un éxito aún mayor que el pasado año.”

La primera edición del ‘Día de las clases al aire libre’, celebrada en España en 2016, contó con la participación de más de 170 centros educativos y cerca de 50.000 alumnos. Estas cifras convirtieron a nuestro país en el segundo territorio con mayor participación a nivel mundial de un total de 15 países participantes. Los profesores pueden registrar a sus colegios en www.aprendiendoalairelibre.es. Además, los padres y todos aquellos que quieran apoyar esta importante iniciativa pueden apuntarse en la web para conseguir posters y otros materiales que fomentan la participación de los centros educativos. El ‘Día de las clases al aire libre’ es una iniciativa celebrada por colegios de todo el mundo para promover el juego y el aprendizaje al aire libre.

En 2017, el 18 de mayo miles de colegios de Europa, Estados Unidos, Canadá y Sudamérica organizarán sus clases al aire libre y celebrarán las ventajas del juego en el exterior. Este tipo de aprendizaje permite a los niños involucrarse con la materia objeto de estudio y les lleva a un mayor conocimiento de la naturaleza. También es beneficioso para su salud física y mental y les ayuda a construir relaciones más profundas. El juego no sólo les enseña habilidades fundamentales para la vida, como el trabajo en equipo y la creatividad, sino que es una herramienta esencial para que disfruten de su niñez.

Las presiones durante la infancia cada vez son mayores y, a su vez, los niños de hoy día se encuentran sobreprotegidos y disponen de menos tiempo libre. También pasan más y más tiempo frente a pantallas, por lo que ayudarles a salir al exterior a interactuar con el entorno se establece como esencial.

También te interesa...

- Los beneficios de que los niños jueguen con sus padres


Horóscopo