mujerHoy

vivir

Así afecta a los bebés la deficiencia de vitamina B1

A largo plazo, puede afectar a una mala función motora y al equilibrio.

Un niño llenando un vaso de leche.
Un niño llenando un vaso de leche. adobe stock

Un nuevo estudio de la Universidad de Tel Aviv publicado en Maternal and Child Nutrition encontró que la deficiencia de vitamina B1 (tiamina) infantil afecta a la función motora de los preescolares que fueron alimentados con fórmula de leche defectuosa en el primer año de sus vidas. Las conclusiones se basaron en un estudio retrospectivo de niños que recibieron Remedia, una marca de fórmula israelí que no contenía Vitamina B1 en 2004. 

El estudio ha sido realizado por el Prof. Aviva Fattal-Valevski de la Escuela de Medicina Sackler de TAU y el director de la Unidad de Neurología Pediátrica en el Centro Médico Tel Aviv Sourasky y su estudiante de maestría Yael Harel. El Prof. Fattal-Valevski siguió el desarrollo de 39 niños de cinco a seis años de edad que habían sido expuestos a una fórmula con deficiencia de tiamina. Comparó su rendimiento motor con 30 niños sanos de edad parecida con una historia nutricional infantil normal. 

Tras evaluar la función motora, las pruebas revelaron diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos tanto en la motricidad fina como en la gruesa si bien las diferencias fueron especialmente notables en lo que respecta al equilibrio y a la motricidad fina.

Controlo de los sucedáneos de leche materna

En Israel fue un escándalo hace 13 años, cuando hubo incluso varios fallecimientos infantiles que hicieron pensar en una epidemia. Había niños hospitalizados con síntomas cardíacos y neurológicos por causas desconocidas hasta que se detectó que todo había sido provocado por la ausencia de vitamina B1.

Los bebés, todos menores de un año, habían consumido la misma leche de fórmula en una partida sin vitamina B1 que fue administrada a los pequeños. Sin embargo, para tres de ellos ya fue demasiado tarde y fallecieron y unos 20 quedaron con graves discapacidades y epilepsia.  

"La capacidad del cuerpo para almacenar vitamina B1 es limitada", explica el Prof. Fattal-Valevski. "A diferencia de la vitamina B12, la vitamina B1 sólo se almacena en el cuerpo durante tres semanas. Se necesita ser reabastecido con frecuencia. Es crítico ser consciente de la importancia de esta vitamina es para el desarrollo del niño”. De hecho recomienda tener en cuenta su necesidad en bebés que caigan enfermos de forma recurrente para comprobar si es necesaria una suplementación. 

"Hemos demostrado que la deficiencia de B1 en la infancia tiene implicaciones a largo plazo en la función motora gruesa y fina y las habilidades de equilibrio en la infancia", dijo el profesor Fattal-Valevski. "Nuestro estudio enfatiza la importancia de la alimentación adecuada del lactante y el control regulatorio de los sucedáneos de la leche materna". Así, los investigadores se centran ahora en el vínculo entre la deficiencia de B1 infantil y las discapacidades de aprendizaje posteriores.


Horóscopo