mujerHoy

vivir

Juegos de niños para largos viajes en coche

Con la llegada de las vacaciones llegan también los viajes en coche y los largos traslados pueden convertirse en eternos con los niños aburridos en los asientos traseros del coche.

Una familia yendo de vacaciones.
Una familia yendo de vacaciones. adobe stock

Con la llegada de las vacaciones llegan también los viajes en coche y los largos traslados pueden convertirse en eternos con los niños aburridos en los asientos traseros del coche. Más allá de ponerles una película para que pasen un par de horas tranquilos o de permitirles jugar con un dispositivo móvil o con una consola, se puede hacer que sea más divertido con diferentes juegos.

Es hora de cambiar los trayectos monótonos por divertidas experiencias sobre ruedas en familia. Contar historias, cantar, resolver adivinanzas, jugar, soñar con cómo serán las vacaciones o hablar de lo mucho que nos han gustado a la vuelta… Aprovecha cada viaje por carretera para estimular sus nueve sentidos, es decir, los 5 sentidos fisiológicos además de la temperatura, la orientación, el sentido del equilibrio y el kinestésico.

Entretén a tu bebé durante los viajes en coche con el guante con mordedor que fomenta su desarrollo psicomotor, o con el mando de coche con llaves y botones musicales que enriquecen el juego simbólico y refuerzan la asimilación del principio causa-efecto. Despierta su ritmo con el espejo de actividades musicales o música.

Hay empresas jugueteras que han sido capaces de crear un auténtico mundo en torno a los viajes en coche con juegos, melodías o elementos organizadores para que cada cosa tenga su lugar. Reta a los mayores a descifrar el cubo rompecabezas o a crear infinitas caras con el juego magnético que favorecerá su capacidad de observación e imaginación. E invita a los creativos a dibujar sus elementos favoritos del paisaje con la maleta de dibujo portátil que se adapta al respaldo convirtiéndose en mesa.

Juego para el coche:

  • Veo-veo: ¿qué mejor juego para descubrir el mundo? El tradicional veo-veo es una opción ideal para entretenerse, jugar con las letras y trabajar la atención durante los viajes porque seguro que verán infinidad de cosas en el trayecto y tendrán que elegir una que se vea durante buena parte del mismo para que el juego tenga sentido.
  • Contando historias: Durante el viaje vais a pasar por muchos pueblos o ciudades y por diferentes paisajes. Un juego muy divertido es inventar una historia que suceda en uno de esos lugares o que esté ambientado en esos paisajes. Todo puede terminar en una fantástica ‘road-movie’.
  • Juegos magnéticos: Puedes encontrar los juegos tradicionales en versión magnética de modo que las piezas no se caen y los niños pueden jugar a lo que les apetezca. Un ejemplo es el Magneto Tangram de Imaginarium, el juego milenario en su versión magnética es ideal el desarrollo de la memoria visual de los niños.
  • Sumando matrículas: Un juego de agilidad mental. Se trata de sumar los números de las matrículas de los coches que pasan junto a nosotros por turnos. Un reto en el que no hay ganador, sino que los niños intentan superarse cada en cada coche que pasa. Cuando empiezan a coger velocidad resolviendo estas operaciones ya no hay quién los pare.
  • Conduciendo como mamá y papá: También hay llaves o juegos con volantes que se colocan en el respaldo del asiento del conductor para que el niño conduzca como los mayores. Algunos niños pueden pasar horas girando el volante y dando a los botones con melodías que suelen traer estos juguetes.


Horóscopo