mujerHoy

vivir

No cubras el carrito de tu bebé

Se ha alertado sobre no cubrir el carrito de los bebés porque la temperatura interior puede subir hasta los 37 grados.

Un bebé en su carrito.
Un bebé en su carrito. adobe stock

Cuando el sol aprieta, las madres se preocupan de proteger la sensible piel de los recién nacidos que no puede ser expuesta directamente a los rayos. Sin embargo, es muy importante no causar un daño mayor al intentar proteger a tu hijo. Es habitual ver a los padres paseando con los carritos cubiertos por gasas, sábanas o toallas. Sin embargo, esta práctica entraña serios riesgos.

Svante Norgren, pediatra del Hospital Astrid Lindgren de Estocolmo, ha alertado sobre los peligros de cubrir el cochecito ya que la temperatura interior puede subir hasta los 37 grados tras una hora de paseo lo que incrementa las posibilidades de muerte súbita del lactante por el calor. Aunque es una costumbre habitual, evita a toda costa cubrir la capota. Durante una hora de paseo, la temperatura con el cochecito cubierto puede subir más de 10 grados.

En lugar de eso, hay que procurar mantener al bebé fresco siguiendo unos sencillos consejos, no por ellos menos útiles, que se basan fundamentalmente en el sentido común:

Consejos:

  • Pasear por la sobra
  • Salir a primera hora de la mañana o al atardecer
  • Vestir al niño con ropa fresca y cómoda
  • Utilizar en la ropa del bebé y en la del carrito tejidos naturales
  • Utilizar una sombrilla con filtro solar

Del mismo modo que nos preocupamos de que los pequeños no pasen frío debemos estar atentos al calor y procurarle hidratación suficiente al bebé. Si se alimenta exclusivamente con leche materna es importante alimentarle a demanda ya que no necesita tomar agua. Si toma leche de fórmula, sí se le puede ofrecer agua.

Recuerda que los bebés no tienen su capacidad termorreguladora completamente desarrollada, es decir, no pueden controlar su temperatura como en el caso de los adultos. Por eso hay que permanecer atentos por si sudan o pasan demasiado calor. Del mismo modo, es imprescindible tener cuidado con las corrientes de aire fresco que puede causar un enfriamiento y afectar a las vías respiratorias.

Te interesa:

- Seguridad infantil: papás tranquilos, niños autónomos

- Seguridad de bebés en el vehículo


Horóscopo