mujerHoy

vivir

Sarpullidos en verano: ¿Qué es la sudamina?

En verano es muy habitual que los pequeños sufran sarpullidos provocados por el calor.

Pie de bebé con sarpullido.
Pie de bebé con sarpullido. adobe stock

Cuando hay un bebé en casa detectamos cada uno de sus pequeños cambios y si un día aparece en su cuerpo un sarpullido se convierte en motivo de alarma. Sin embargo, no siempre se trata de un síntoma de enfermedad o de problemas importantes. El calor es una de las principales causas de los sarpullidos, así que estamos en plena temporada.

También conocida como miliaria, la sudamina es un sarpullido provocado por el calor que se produce cuando los conductos del sudor se obstruyen por debajo de la piel. El sudor queda entonces retenido y se produce una inflamación y una erupción de numerosos granitos rojos.

Es habitual que aparezca en los pliegues de la piel de los bebés, como el cuello, las inglés o las axilas, si bien la alarma se desata entre los padres cuando aparecen cubriendo la espalda o la parte superior de torax. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la sudamina puede aparecer en cualquier parte del cuerpo en forma de granitos rojos o blancos y se da cuando el pequeño ha pasado excesivo calor.

Para prevenirla hay que seguir una serie de sencillos consejos:

Consejos:

  • No abrigar demasiado al bebé.
  • Utilizar ropa de fibras naturales.
  • Ventilar la habitación en la que se encuentre.
  • Refresca su piel con un baño.
  • Sécalo bien sin arrastrar la toalla sobre su piel.
  • Hidrata su piel cada día evitando talcos o cremas espesas que obstruyan los poros.

Ten en cuenta que la sudamina es una afección benigna que no requiere de tratamiento. Durante el verano es casi inevitable, especialmente en los niños más calurosos o que sudan más. En estos casos, lo mejor es procurar mitigarla en todo lo posible. Desde luego, si aparece en invierno significa que tenemos la calefacción demasiado alta o al pequeño más abrigado de lo adecuado.

En caso de que persista, de que tu bebe tenga la piel atópica o de que la rojez y la hinchazón sean especialmente llamativos puedes acudir a tu pediatra por si necesitara algún tipo de crema medicalizada. Sin embargo, lo habitual es que desaparezca igual que apareció sin necesidad de tratamiento alguno.


Horóscopo