mujerHoy

vivir

El peligro del oversharing: avalancha de fotos de tus hijos en las redes

Durante el periodo vacacional se multiplican las imágenes de niños compartidas en las redes sociales que minan la privacidad del menor y de la familia.

Un niño observa las redes sociales con su madre y hermana.
Un niño observa las redes sociales con su madre y hermana. GTRES

Durante el periodo vacacional se multiplican las imágenes de niños que se comparten a través de Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest. Una práctica que, si no se limita, puede generar una identidad digital exhaustiva y detallada de los menores al alcance de cualquier internauta. Tal como detalla Verónica Rodríguez Orellana, directora de Coaching Club advierte, los meses de verano son tradicionalmente abundantes en la difusión gráfica de niños jugando, durmiendo, comiendo, llorando, dando sus primeros pasos, sonriendo y, en resumen, protagonizando un sinfín de escenas de la vida cotidiana con las que sus padres pretenden compartir experiencias relativas a la educación de los hijos, sus dificultades y sus satisfacciones.

Con esta práctica, tal como explica la experta, se da lugar a una sobresaturación de datos acerca de la familia que puede llegar a incluir detalles arriesgados o, como poco, indebidos, que afectan a la privacidad y la seguridad de los pequeños.

La ecuación se complica en la temprana adolescencia, pues la mayoría de los niños se inician en torno a los 12 años en las redes sociales. En esa etapa es además cuando se produce la formación de la identidad de los adolescentes y su comportamiento está ligado a la aceptación que de ellos haga su entorno, por lo que muchas veces esta huella on line creada por los padres avergüenza y molesta o enfada a los hijos. “Es importante que los progenitores se pongan en el lugar del niño en el momento en el que éste sea consciente de un contenido que un día fue publicado al margen de su opinión", explica Verónica Rodríguez Orellana.

Desetiquetando el pasado

En las sesiones de coaching surge este tipo de reflexiones esencialmente con jóvenes que rondan los 22 años y que, en un principio, estaban encantados con ser protagonistas en las redes sociales debido a la profusión de su presencia, pero que hoy en día ya no tienen la misma opinión.

Para evitar este conflicto, la experta propone estos consejos prácticos:

  • 1. A la hora de compartir en redes es importante tener en cuenta el tipo de contenido que se va a escoger y si se va a estar o no exponiendo a un menor.
  • 2. Reflexionar sobre el hecho y la necesidad que mueve a los padres a compartirlo todo.
  • 3. Controlar los impulsos inmediatos de demostrar al mundo y a su círculo personal cuán feliz es la familia.


Horóscopo