mujerHoy

vivir

Protege a tus hijos de los peligros de internet

Puedes controlar cuáles son sus amistades en las redes sociales y si comprueba que alguno de ellos no es amigo suyo no dudes en preguntarle dónde o cómo se conocieron.

Una chica conectada a internet
Una chica conectada a internet adobe stock

El catfishing es el vocablo inglés utilizado para definir a los depredadores de Internet que crean perfiles e identidades falsos en las redes para engañar a otros usuarios. En muchas ocasiones se trata de adultos que quieren acercarse a los menores de edad, nunca con buenas intenciones. En la mayoría de los casos el objetivo es obtener un beneficio económico o aprovecharse sexualmente de sus víctimas.

Si has decidido que tu hijo puede navegar libremente por Internet es muy importante que lo protejas de sus peligros. Ten en cuenta que la red no es más que una extensión del mundo real, si no lo dejarías hablar con un desconocido en la calle, tampoco debería hacerlo en las redes sociales. Del mismo modo que siempre has estado pendiente de quiénes eran los amigos de tus hijos, quiénes eran sus padres, de hasta dónde puede desplazarse sólo, puedes controlar sus movimientos en Internet.

Lo primero es explicar a tu hijo cuáles son los peligros en Internet, no le ocultes lo que puede encontrar. Utiliza un lenguaje adaptado a su edad, sin tremendismos. Eso sí, reflexiona que si tienes que cuidar el lenguaje con tu hijo, está claro que tampoco puedes permitirle libre acceso a la red. Así pues, lo mejor es utilizar una herramienta de control parental para que no pueda navegar por la inmensidad de la red.

Así, ya tendrás claro cuáles son las páginas que tu hijo puede visitar y cuáles no. Sin embargo, las redes sociales están abiertas a cualquier persona que falsifique su perfil haciéndose pasar por menor de edad por lo que puedes utilizar también una aplicación espía con la que monitorizar todos los movimientos de tu hijo en la red, recibir todos sus mensajes recibidos y enviados. Con estas aplicaciones podrás saber qué se descarga tu hijo, cuál es su historial de navegación o cuánto tiempo pasa conectado.

También puedes recomendarle que evite las conversaciones privadas en redes sociales y no aceptar a las personas que no conozca en ningún caso, sólo aceptar a los amigos que conozca en persona y con quien haya acordado conectar en red.

¿Cómo detectar a los impostores?

Puedes controlar cuáles son sus amistades en las redes sociales y si comprueba que alguno de ellos no es amigo suyo no dudes en preguntarle dónde o cómo se conocieron. Además, existen aplicaciones que revisan si los perfile son sospechosos de no ser reales. Una clave es comparar su número de amigos y la actividad de su muro. Si tiene muchos amigos pero su muro es poco activo es posible que no sea real.

También puedes comprobar si tienen amigos en común. Normalmente lo amigos de tu hijo pertenecen a vuestra comunidad y habrá varios amigos en común a los que podrás pedir referencias. Observa las fotografías del perfil sospechoso. Puedes hacer una búsqueda inversa y comprobar si las ha obtenido de otros perfiles o de páginas públicas. También es sospechoso si el perfil está lleno de autorretratos y sin embargo, no existen imágenes de la vida cotidiana, con amigos, familiares…

Desde luego, cualquier mensaje fuera de tono puede ser denunciado en la red social y, si fuera necesario, a las autoridades que pueden rastrear el origen hasta llegar a la persona que se encuentra detrás de ese perfil.


Horóscopo