mujerHoy

vivir

¿Cuáles son las mejores actividades extraescolares?

Si bien es algo que depede de las características del niño, los expertos aconsejan que la cultura y la diversión estén presentes en ellas.

Una niña, en clases de pintura.
Una niña, en clases de pintura. GTRES

El verano supone para los pequeños un cambio de rutinas que afecta a su actitud de cara a la vuelta al cole. Las siestas prolongadas (o la falta de ellas), las largas horas de tele, levantarse y acostarse tarde o el cambio en los hábitos alimenticios son algunos de los comportamientos que desaparecen con el comienzo del curso.

Además, algunos son más vulnerables que otros al efecto de la vuelta al cole. Los expertos de Topdoctors aseguran que los niños suelen tener más problemas que las niñas a la hora de adaptarse a los cambios y por lo tanto a asumir la vuelta al cole. «La mayoría de los padres aseguran que les resulta más difícil manejar a los niños que a las niñas. Esto puede deberse a que, en ocasiones, y de manera inconsciente caemos en los estereotipos de género y permitimos o toleramos que los niños sean más agresivos mientras que a las niñas se les censura de manera más tajante», opina Pablo Alonso García, psicólogo y miembro de Top Doctors.

Por otro lado, los doctores aseguran que los hijos de padres divorciados tienden a experimentar más preocupaciones y percibir mayor inestabilidad en sus figuras de referencia, lo que puede repercutir en su capacidad de adaptación a la vuelta al colegio y al rendimiento académico, ya que el periodo vacacional suele ser un oasis para ellos. «Los padres, indistintamente del estado civil, han de actuar con las mismas consignas, y estos límites y rutinas han de ser extensibles a los abuelos, padrastros/madrastras y cualquier adulto que sea responsable del menor», aconseja el doctor Alonso.

¿Y las clases extraescolares?

El trabajo y el descanso son complementarios. Fomentar la curiosidad de los más pequeños, transmitirles mensajes positivos y hacer un seguimiento diario de cómo llevan esa nueva etapa es vital para que el proceso de afrontar la vuelta al cole sea más llevadera. «El inicio del curso debe ser visto como el comienzo de un ciclo que ha de estimularse con la curiosidad, desarrollo y progreso», afirma el Dr. Fernando Almansa Pastor, psiquiatra y miembro de Top Doctors. «La carga de trabajo debe ser progresiva, para que los más pequeños puedan ir alcanzando poco a poco un ritmo alto de trabajo. Las materias lectivas se deben enmarcar de las horas del centro, y complementarlas con deberes. Asimismo, las clases extraescolares únicamente son recomendables para que los pequeños realicen actividades culturales y relacionadas con manifestaciones artísticas como por ejemplo clases de piano, baile o pintura».

La disciplina y el cariño son los pilares de la educación

Los padres son el espejo en el que muchos niños se miran. Por ello, su comportamiento con los más pequeños al inicio curso escolar, es vital para que los pequeños sepan afrontar los cambios y etapas que se producen. «La disciplina y el cariño, son los pilares en los que debe sustentarse la educación. Dentro del concepto de disciplina se encuentra el hecho de establecer ciertas rutinas y la enseñanza a adaptarse a los cambios, de tal modo que estos no sean un problema para ellos», argumenta el Dr. Alonso.

Los primeros días del curso son un reflejo de cómo puede transcurrir el año lectivo, por lo que es importante que los padres estén pendientes de la actitud y comportamiento de los niños, mediante preguntas para conocer el grado de aceptación y adaptación «¡Qué suerte tienes!, volverás a ver a tus amigos de clase, irás a natación, hay que pensar en tu disfraz de Halloween son algunas expresiones que deben usar los padres para resaltar lo positivo y resaltar cosas que a los niños puedan resultar más agradables», afirma el psicólogo.


Horóscopo