mujerHoy

vivir

Ropa para aliviar los cólicos del lactante

La siguiente es una solución natural sin la necesidad de acudir a los medicamentos de la medicina tradicional, y lo han creado un padre y una madre con la necesidad de aliviar los dolores de su hijo.

Una madre con su bebé en brazos.
Una madre con su bebé en brazos. getty

Si lo lees con atención verás que Oneke se puede leer de atrás adelante para convertirse en Eneko, el origen de todo. Eneko es el primer hijo de Alejandro y Dámaris, una joven pareja que sufría el llanto continuado de su hijo a causa de los cólicos del lactante, un trastorno típico de los primeros meses de vida de muchos recién nacidos que no tiene causa definida.

Ante la desesperación el agotamiento por la situación, se trazaron un objetivo claro: encontrar una solución que calmara y aliviara sus síntomas y que no implicara el uso de ningún medicamento. Gracias a la inestimable ayuda y experiencia de sus familiares y amigos, pudieron dar rápidamente con la solución y confiaron en un producto que pudiera ayudar a otros padres y, sobre todo, permitiera aliviar a otros pequeños con el mismo problema.

Existen multitud de opciones en el mercado entre las que decantarse, sobre todo productos farmacéuticos. Sin embargo, la opción que mejor se adaptó al pequeño Eneko fue el remedio natural que les proporcionó Ana, la abuela paterna, que les recomendó el uso de semillas naturales como remedio infalible para ayudar a aliviar el cólico o, también, el uso de bolsas de agua caliente.

Tras varias aplicaciones en las que notaron una notable mejoría, empezaron a diseñar la forma más cómoda para aplicárselo a su bebé. Dado que la prenda más usada por los bebés a diario en sus primeros meses de vida son los bodies y los pijamas, decidieron confeccionar un pijama que, gracias a un diseño innovador, permitiera mantener las semillas en la zona abdominal para asegurar la correcta aplicación del producto. De este modo, diseñaron un pijama que dispusiera de un compartimento en la zona abdominal para alojar la bolsita de semillas y permitir así su aplicación constante.

Gracias a este sencillo pero práctico diseño, junto a la colocación del bebé en diferentes posturas, consiguieron un resultado eficaz y sin tener que acudir a ningún medicamento ni terapia de medicina tradicional. Finalmente, en honor a su hijo idearon el nombre de la marca a partir del anagrama de Eneko, Okene. Okene es un producto terapéutico, cómodo y de uso sencillo y que permite una alternativa natural para todos los bebés que sufren el cólico del lactante... y para todos esos padres que lo sufren también.


Horóscopo