mujerHoy

vivir

Loles León arrasa en su 'vuelta' a 'La que se avecina'

El equipo de 'La que se avecina' (LQSA) da saltos de alegría tras la vuelta de Loles León a la longeva serie de televisión: en su estreno de ayer noche, el reencuentro logró un 23,4% de share, más de 3.500.000 espectadores.

Loles León interpreta a Menchu, la madre de Yoli (Miren Ibarguren) y se las tendrá tiesas con Amador (Pablo Chiapella), su futuro yerno.
Loles León interpreta a Menchu, la madre de Yoli (Miren Ibarguren) y se las tendrá tiesas con Amador (Pablo Chiapella), su futuro yerno. Mediaset

La noche tenía su morbo: han sido necesarias nueve temporadas para poder ver a Loles León en la secuela de 'Aquí no hay quien viva' y la expectación era máxima. Acertó Telecinco al evitar que se enfrentara al concierto de 'OT: El Reencuentro' del lunes, un contrincante duro de pelar catódicamente.

Parecía que Alberto Caballero, el director, lo tenía difícil para convencer a la estrella, a pesar de que sus compañeros María Adánez, Fernando tejero y Luis Merlo ya habían dado el paso. Loles había hecho pública su disconformidad con sus condiciones de trabajo en la última etapa de 'Aquí no hay quien viva', asunto que terminó en un enfrentamiento con el productor, José Luis Moreno.

Este reveló en una entrevista con Bertín Osborne en el programa 'Mi casa es la tuya' que Loles "quería cobrar lo mismo que Antonio Resines, por eso la tuve que tirar por una ventana". Y añadió: "En el plató era muy educada, pero cuando salía era justo lo contrario".

Loles León da vida a Menchu, que llega a Mirador Montepinar para ayudar a su hija con los preparativos de su boda y hacerle la vida un poco más difícil a Amador (Pablo Chiapella), su futuro yerno.

En palabras de la misma Loles León: "Menchu es la madre de Yoli (Miren Ibarguren), que es la novia nueva de Amador. Menchu y Yoli son como siamesas. Para Yoli su madre es su mejor amiga. Van a una y son bastante bipolares e intensas. Son personajes que al llegar a Monte Pinar lo revolucionan todo, pero también se encuentran allí con toda una serie de personajes a los que hay que echar de comer aparte. Se crean unas tramas muy divertidas y extremas. Ha sido todo de morirse de risa".