mujerHoy

vivir

Las apps de ligue están llenas de gente con pareja

Se encuentran personas abiertas al amor pero también con relaciones abiertas, ¿Eres de esos?

Una pareja en un bar tomando algo y utilizando el ordenador.
Una pareja en un bar tomando algo y utilizando el ordenador. gtres

En un planeta no tan lejano, cuando las apps aún no habían aparecido en nuestros smartphones, las webs de ligue o destinadas a buscar pareja eran un refugio probable de un montón de solteros y solteras en busca de un poco de acción o incluso de una relación. Éramos mayoría en una heterogénea mezcla que incluía a casados, comprometidos, parejas abiertas y algún que otro elemento poliamoroso. De estos, muy pocos.

Al buscar una cita, aún había posibilidad de descartar a las personas que se reconocían en una relación más o menos abierta y elegir a aquellas efectivamente disponibles: la posibilidad de querer seguir viendo a alguien que ya tiene pareja y actividad extra en las apps no sugiere demasiadas posibilidades de éxito. En otras palabras: es una faena empeñarse mínimamente en alguien que no tiene ninguna intención de empeñarse, y antes podíamos evitarlo.

En cuestión de pocos años, con el llegar de Tinder y todos sus imitadores, la situación ha dado un vuelco. Los espacios digitales a los que acudimos los 'singles' ya no son territorio de encuentro, sobre todo, de libres como el viento. Ahora, es más que habitual interesarte por alguien y ver que tiene pareja, está en una relación abierta o se confiesa fan del poliamor. ¿Por qué se ha comido toda esta gente emparejada, ocupada o ya muy entretenida nuestro espacio?

A ver: todo el mundo puede estar en todas partes, faltaría más. Pero es una faena que los que no queremos en principio pareja no podamos encontrarnos con tanta facilidad como antes con los que piensan como nosotros. Porque si hubiera una posibilidad de flechazo, corto o largo, mejor con alguien que juega con las mismas reglas que empantanarse con alguien que ya va servido de compromisos. ¿O quizá no?


Horóscopo