mujerHoy

vivir

Teresa Perales se cuelga su segunda medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Río 2016

La nadadora Teresa Perales volvió al segundo cajón del podio después de no obtener medalla en las últimas dos pruebas. La aragonesa se quitó un peso de encima y ahora sólo piensa en las dos finales que le quedan.

Teresa Perales posa sonriente con su segunda medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Río 2016.
Teresa Perales posa sonriente con su segunda medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. EFE

La nadadora Teresa Perales se colgó su segunda medalla, también de plata, en los Juegos Paralímpicos de Río 2016 tras finalizar segunda la final de los 200 metros estilos SM5. La anterior fue una plata en los 200 metros estilo libre.

Era la quinta final para la aragonesa, después de dos pruebas en las que no se subió al podium. Dos duros reveses. Sin embargo, Perales volvió a superarse y mostrar la sonrisa que la caracteriza al terminar la prueba.

"La medalla sabe a gloria porque ha sido la demostración de que lo tenía que seguir intentando. Hay baches que a veces no te esperas y solo pierdes cuando no lo intentas. He dejado de ganar dos medallas, pero no he perdido ninguna", se sinceró Teresa Perales tras lograr esta nueva medalla.

"Ganar hoy ha sido una batalla personal por reponerme de las dos pruebas anteriores y de que se te pase por la cabeza si hay algo que no está funcionando y si vas a ser capaz de volver a subirte al podium. Hoy lo he demostrado y le he echado un par bien echado", confesó Perales, que admitió que, como la derrota no entraba en sus planes, ha pasado dos días "un poco difíciles".

"Ha sido una montaña rusa de emociones. Por un lado piensas que es una competición, que no pasa nada y hay cosas más importantes en la vida, pero por otra, después de cuatro años dedicados a esto, yo quería ganar medallas. Me sentía muy bien antes de llegar. De repente viene un bajón, no sabes por qué y tienes que reaccionar. La cabeza ha reaccionado bien y ha podido con el cuerpo", comentó.

"Hoy ha sido difícil la llegada, no tenia la misma confianza que otras veces al competir. Sabía que iba a ser una prueba dura, y que parecía que tenia que luchar contra yo misma y no contra el resto. Luego en la cámara de salida todo cambia. No tenia nada que perder. Ayer me había planteado ya que si no ganaba, pues no ganaba. Lo importante era intentarlo", aseguró una emocionada Teresa.

Teresa Perales ya acumula 24 medallas en cinco ediciones de los Juegos Paralímpicos. Aunque puede aumentar su palmarés con otras dos preseas en las dos pruebas restantes.

"Son dos pruebas muy bonitas en las que siempre la cabeza y el cuerpo van bien. Vine aquí con ganas de subir al podium más veces. No quiero que el ser favorita me haga tener presión porque las chinas están muy fuertes. Mañana compito contra ellas y puede pasar cualquier cosa", concluyó.