mujerHoy

vivir

Nélida Ayay: la voz del agua y la tierra

La defensora de la tierra que ha crecido en medio de un conflicto tan antiguo como la llegada de Pizarro a Perú.

Foto de 'Hija de la luna' dirigida por Ernesto  Cabellos Damián
Foto de 'Hija de la luna' dirigida por Ernesto Cabellos Damián www.hijadelalaguna.pe

Madrid

"Desde que los españoles mataron a nuestro inca Atahualpa llevados por su avaricia de oro, cinco siglos de minería no nos han aportado más que pobreza", dice Nélida Ayay, Ya no son colonos y aventureros los que horadan la tierra, sino las multinacionales que compran concesiones al Gobierno peruano y llegan con maquinaria capaz de reventar un pico o envenenar el agua de una cuenca entera.

¿Ejemplo? La compañía Yanacocha, dependiente de la estadounidense Newmont, que explota en Cajamarca, en los Andes, la mayor mina de oro de Latinoamérica, y a cuyo nuevo megaproyecto Conga que amenaza con secar seis lagunas, y destruir otros tantos manantiales y humedales se oponen los campesinos como ella.

El agua es la sangre de la tierra, y sin su sangre la tierra no tendría vida

Nélida AyayEn el documental La hija de la laguna

Nélida Ayay, 31 años, de una modesta familia quechua de Porcón, ha crecido en medio de un conflicto tan antiguo como la llegada de Pizarro a Perú. Hizo la Secundaria en la escuela parroquial del padre y activista Marco Arana, y estudió Derecho "para defender esta tierra con leyes y no con piedras y palos".

La cholita, o pequeña indígena, como se la llama por su constitución menuda, se ha convertido en un referente para jóvenes ecologistas e indígenas de todo el continente tras protagonizar el documental Hija de la laguna. En él la vemos hablando con y de la naturaleza, y apelando a la población local a salir en defensa del agua, la vida y el medio ambiente, en un recorrido por los pueblos de Cajamarca. Un éxito de taquilla, precedido de más de cinco millones de visitas de su tráiler en internet.

No era la primera vez que su nombre se hacía viral. En 2012, ya escribió a mano una emotiva carta dirigida al entonces presidente de la República, Ollanta Humala, expresando el dolor que siente la naturaleza cuando se la explota de forma indiscriminada, que tuvo gran repercusión en Facebook.

Si el ecologismo se encarna en una forma de vida ancestral, es sobre todo en la de los indígenas americanos, quienes han asistido impotentes no solo a una destrucción de su hábitat natural, sino de aquello que tienen por más vivo y sagrado: la Pachamama o Madre Tierra, y la Yacumama o Madre Agua. "Para nosotros, la naturaleza es un ser viviente que, al igual que los humanos, sufre y siente". Una relación de la que se nutre su mundo espiritual y de la que depende la vida de todos los seres humanos.

¿Quién es?

  • Nélida Ayay Chilón nació en 1984 en Porcón (Perú), un pueblo agrícola.
  • Cuando tenía siete años, se instaló en su zona una multinacional que envenenó manantiales y lagunas por el cianuro y el arsénico de las minas.
  • Tras terminar Derecho en Cajamarca, participó en las luchas por la defensa del territorio, entre ellas, la del cerro Quilish, lugar sagrado para los quechua.
  • El 10 de enero de 2016 fue elegida candidata por el Frente Amplio a las elecciones al Congreso peruano, pero no consiguió el escaño por pocos votos.