mujerHoy

vivir | Entrevista

Felicity Jones

Actriz

He soñado y he trabajado mucho para llegar a este momento

Felicity Jones
Felicity Jones Gtres

La última película de J. A. Bayona tiene como protagonista a la chica del momento. Felicity Jones, a la que descubrimos con La teoría del todo, encarna a una maravillosa madre moribunda en un relato fantástico de maduración y cambio. Y es solo el primer movimiento de la sinfonía frenética de estrenos que le espera este otoño.

Felicity se encuentra en plena vorágine del Festival de Cine de Toronto, donde presenta Un monstruo viene a verme. Nos atiende amable y algo abrumada ("Es un día terriblemente ajetreado, pero me alegro de hablar contigo", dice). Y no es de extrañar.

Este otoño, la actriz británica tendrá que hacer malabarismos para conjugar la promoción de las cuatro películas que estrena. Un monstruo viene a verme (estreno, 7 de octubre), la que nos ocupa, es la primera de todas ellas. El filme, del director español Juan Antonio Bayona, narra la historia de un niño (Lewis McDougall) que debe aceptar que su madre (Jones) va a morir, con la ayuda de los cuentos que le cuenta un monstruo.

Felicity se confiesa fan de Jota. "Era ya admiradora de El orfanato y de Lo imposible -asegura la actriz-. El trabajo de Bayona me ha impactado mucho; la manera que tiene de contar historias, tan sofisticada y con tanta capacidad para entender a sus personajes; su entend´imiento de la psicología femenina... Es alguien muy especial. Y, en el momento en que lo conocí, supe que quería trabajar con él. Fue instantáneo"

Ciertas películas me han enseñado a apreciar mejor lo que tengo y a abrazar el presente"

Felicity JonesActriz

¿Fue duro encarnar a una enferma en estado terminal? "Estaba resuelta a que fuera alguien con el que te pudieras identificar -dice Felicity-, quería que su enfermedad fuera algo secundario. Lizzie [su personaje] es una mujer que ha sido muy fuerte, sobre todo por su hijo, y que no quiere que el cáncer que padece la defina. Pero fue duro, sí".

Para preparar sus papeles, Sigourney Weaver (que encarna a la tremebunda madre de Jones), Felicity y Lewis se prepararon a conciencia. "Queríamos entender lo que supone esta enfermedad, no solo para los pacientes, también para las familias. Visitamos a oncólogos, y también a mujeres que habían padecido cáncer, y llegamos a tener una visión muy completa de lo que supone esta enfermedad".

Fue una experiencia especialmente emotiva para el pequeño protagonista, cuya madre murió poco antes del rodaje ("Lewis quería que cualquier niño que hubiera sufrido una pérdida como la suya encontrara en esta película algo que le ayudara", comenta Felicity), pero también para ella. "La teoría del todo y esta película han cambiado mi forma de ver las cosas. Me han enseñado a apreciar mejor todo lo que tengo y a abrazar el presente", asegura.

La teoría del todo, precisamente, fue la cinta que la dio a conocer al gran público en 2015. Su interpretación de Jane, la primera mujer de Stephen Hawking (y la que se mantuvo a su lado cuando el científico fue diagnosticado de ELA, y también durante gran parte de su declive físico), fue muy aplaudida por la crítica y aupó a Jones al exclusivo olimpo de las nominadas al Oscar.

Entre monstruos:

Un cáncer terminal y un ser aterrador que visita a un niño atribulado: son los dos monstruos a los que deben enfrentarse los protagonistas de Un monstruo viene a verme, basada en el best seller homónimo de Patrick Ness.
D.R. Un cáncer terminal y un ser aterrador que visita a un niño atribulado: son los dos monstruos a los que deben enfrentarse los protagonistas de Un monstruo viene a verme, basada en el best seller homónimo de Patrick Ness.
Un cáncer terminal y un ser aterrador que visita a un niño atribulado: son los dos monstruos a los que deben enfrentarse los protagonistas de Un monstruo viene a verme, basada en el best seller homónimo de Patrick Ness.
D.R. Un cáncer terminal y un ser aterrador que visita a un niño atribulado: son los dos monstruos a los que deben enfrentarse los protagonistas de Un monstruo viene a verme, basada en el best seller homónimo de Patrick Ness.
Un cáncer terminal y un ser aterrador que visita a un niño atribulado: son los dos monstruos a los que deben enfrentarse los protagonistas de Un monstruo viene a verme, basada en el best seller homónimo de Patrick Ness.
D.R. Un cáncer terminal y un ser aterrador que visita a un niño atribulado: son los dos monstruos a los que deben enfrentarse los protagonistas de Un monstruo viene a verme, basada en el best seller homónimo de Patrick Ness.

Raíces clásicas

Pero Felicity era ya una veterana de la interpretación en ese momento. Había dado sus primeros pasos como actriz a los 13 años (dato curioso: lo hizo con una película para televisión, The treasure seekers, en la que compartía protagonismo con una adolescente Keira Knightley).

Después, como buena intérprete británica, se forjó entre adaptaciones de clásicos, teatro y, curiosamente, radionovelas. Durante 10 años, de los 15 a los 25, tuvo un personaje fijo en The Archers, un culebrón radiofónico de la BBC ("estupendos cimientos para una carrera, aprendí muchísimo") que compaginó, por cierto, con sus estudios de literatura en la Universidad de Oxford. "Asístía a clase y luego me iba a grabar.

Fui a la universidad porque quería seguir explorando, y aprendiendo, y entendiendo"

Felicity JonesActriz

Tenía diferentes necesidades al mismo tiempo". ¿Por qué Oxford y no una escuela de interpretación? "Bueno -explica-, sentía pasión por leer, y por la literatura inglesa, y quería avanzar en ese sentido. También deseaba prepararme para el mundo laboral. Pero, en última instancia, fui a la universidad porque quería seguir explorando, y aprendiendo, y entendiendo".

En 2011, en el Festival de Cine de Sundance, Jones ganó el Premio Especial del Jurado por Like crazy, una cinta de bajísimo presupuesto, y vivió un breve romance con el público como musa indie. En 2013, Ralph Fiennes la dirigió en La mujer invisible, en la que encarnaba a la joven amante del escritor Charles Dickens; y Hollywood, por fin, le abrió sus puertas. ¿Cree que deberían haber reparado en ella antes, que la han pasado por alto? "Oh, eso suena excesivo. Creo que las cosas pasan cuando tienen que pasar", dice.

En la cresta de la ola

Y da la impresión de que, ahora mismo, le están pasando muchisimas cosas. Además de Un monstruo viene a verme, este otoño Felicity estrenará Collide, una de acción con Anthony Hopkins y Ben Kingsley; Inferno, la secuela de El código Da Vinci, en la que trabaja junto a Tom Hanks; y, en diciembre, Rogue One, lo último del universo Star Wars. "Me va a tocar hablar mucho en los próximos meses -bromea-, pero soy muy afortunada, porque se trata de películas muy distintas, y porque todas han sido experiencias fantásticas. Tengo mucha suerte por contar con tantas oportunidades, aunque puede dar algo de miedo cuando llegan todas a la vez".

¿Sufre o disfruta este aluvión de entrevistas y alfombras rojas? "Lo estoy disfrutando. Lo estoy disfrutando. Llevo muchos años trabajando, en Inglaterra, sobre todo, y ahora tengo la oportunidad de interpretar a personajes femeninos estupendos. Es algo por lo que he trabajado mucho, y con lo que he soñado mucho. Así que estoy gozando de cada aspecto de este momento".

Retazos de Felicity:

  • Barcelona: "Con Un monstruo viene a verme, tuvimos la suerte de rodar durante algunas semanas en Barcelona. Nos alojábamos en un hotel encantador, en el que me gustaba tomarme una copa de cava y, en cuanto terminaba de rodar, me iba a dar largos paseos. Me enamoré totalmente de la ciudad. Es preciosa, con una arquitectura maravillosa. Es un sitio increíble y estoy impaciente por volver".
  • Lena Dunham: "Lena y yo fuimos a Sundance y allí descubrimos el trabajo de la otra. Cuando al fin nos conocimos, decidimos que queríamos trabajar juntas, así que participé en un capítulo de Girls. Me encanta su trabajo, creo que es una actriz y una productora tremenda; y es fiel a su ideología y a su visión del mundo".
  • Jane Austen: "En 2003, hice una adaptación radiofónica de Mansfield Park con Benedict Cumberbatch. Mi personaje se llamaba Fanny, una palabra que en slang británico se refiere al órgano sexual femenino. Cada vez que había una frase con doble sentido nos partíamos de risa y el director nos tenía que echar de la sala".
  • Star Wars: "Decidí hacer la película porque me encantó mi personaje. Es ingeniosa, independiente, sabía que disfrutaría interpretándola. Y es muy especial entrar a formar parte de este universo. El amor que siente el público por esta franquicia es algo contagioso. Resulta apasionante ser parte de algo así".

Con criterio propio

Entre directores y productores, Felicity tiene fama de actriz trabajadora y centrada, que no ha perdido la cabeza con la fama. "Siempre he sido una persona con los pies en la tierra -corrobora-. Y pertenezco a una familia muy unida, que me da el apoyo necesario para tomar decisiones basadas en lo que me apasiona y en mi instinto".

Me gustan los desafíos, cambiar de tercio, dirigirme a distintos públicos"

Felicity JonesActriz

Su historial habla por sí mismo: declinó el papel protagonista de Blancanieves porque quería concentrarse en el montaje teatral de Schiller que estaba preparando en Londres, y se rumorea que rechazó el de Anastasia en 50 sombras de Grey porque el personaje no le decía nada. "Nunca sabes cómo va a salir una película -reflexiona-. Solo puedes elegir un papel por las motivaciones correctas y hacer lo mejor posible tu trabajo. El resultado queda a criterio del público".

Tal vez por eso no tiene prejuicios respecto a géneros ni a temáticas: "Me gustan los desafíos, cambiar de tercio, dirigirme a distintos públicos. Nunca excluiría ningún tipo de película, todo depende del papel y de las personas que trabajan en ella".

Al hilo de su participación en Star Wars, confiesa su entusiasmo por el momento que está viviendo la ciencia ficción. "Es fascinante que un género tradicionalmente dominado por la visión masculina se esté convirtiendo en una oportunidad para construir personajes femeninos fantásticos. Le estoy muy agradecida". Feminista convencida, cree que algo está cambiando en Hollywood para las mujeres.

"Pero aún nos queda mucho por mejorar -puntualiza-. Y es necesario animar a las jóvenes para que entren en este mundo como guionistas, directoras, productoras... para que en todas las producciones estén representados de forma igualitaria hombres y mujeres. Aún no hemos llegado a eso".

Nunca sabes cómo saldrá el proyecto. Sólo puedes elegir tu papel por las razones correctas"

Felicity JonesActriz

Curiosamente, después de este otoño frenético, su hoja de ruta aparece en blanco. No hay noticias sobre nuevos proyectos cinematográficos, teatrales o televisivos. ¿Acaso planea tomarse un respiro? Jones se muestra críptica. "Estoy leyendo guiones -asegura-, y, básicamente, preparándome para mi próximo proyecto, del que aún no puedo hablar".

Ni siquiera parece querer mirar demasiado adelante y su objetivo más inmediato es coincidir con Sigourney Weaver en Toronto. "Es extraordinaria, alguien a quien siempre he admirado, y en el rodaje de Un monstruo viene a verme nos hicimos íntimas. Estoy impaciente por verla".