mujerHoy

vivir | Entrevista

Michael Kors

Diseñador

Tengo la misma curiosidad que cuando empecé

El diseñador, en su estudio de Nueva York.
El diseñador, en su estudio de Nueva York. D.R.

Madrid

Lleva 35 años inyectando glamour en la vida cotidiana de las mujeres. Americano hasta la médula, pero de esencia europea, Michael Kors, nos habla, desde Nueva York, de su nuevo perfume femenino, Wonderlust, y de su filosofía de vida.

Es posible tener un temperamento antidepresivo? La pregunta surge a los pocos minutos de conversación con Michael Kors. Desde su primera respuesta (un atronador "¡Estoy de maravilla!") da la sensación de que el diseñador desprenda un halo de optimismo, como si en Nueva York y, sobre todo, en su despacho, el sol brillase perpetuamente.

O tal vez lo que está brillando son esos enormes medallones con las iniciales MK rodeadas de un círculo dorado, que bailan en los bolsos de las mujeres desde hace algunos años. O las hebillas de esas sandalias de cuña, que salpican las aceras de las ciudades... Sus hits.

Cuando Michael Kors diseñaba para Céline en los 2000, la marca invitaba más a apuntarse a un cóctel en los Hamptons que a visitar una exposición en Berlín. Hoy, aglutinador de múltiples líneas prêt-à-porter, accesorios femeninos y masculinos, zapatos, bolsos..., el diseñador americano se ha convertido en una estrella internacional.

Elegido en 2013 como una de las 100 personalidades más influyentes por las revistas Time y New York Observer, Kors viste a Angelina Jolie, Blake Lively y Jennifer Lopez, pero también a Michelle Obama y Kate Middleton. Y ya a pie de calle, cualquiera puede constatar que su visión de un lujo accesible y democrático no deja a nadie indiferente.

"Sus anuncios muestran siempre a modelos bronceadas, como si su moda fuera algo resplandeciente que te hace soñar en invierno", dice Virginia, una economista de 34 años. "Con un bolso de mano, te transporta a un mundo espectacular, de recepciones a la americana", asegura divertida Laura, que trabaja en un despacho de abogados. Ese es el tipo de "efecto Michael Kors" del que queremos hablar.

Mujerhoy: ¿Cuál es la filosofía de su marca y el hilo conductor entre la moda y los perfumes que ha creado?

Michael Kors: Una especie de visión yin y yang del glamour cotidiano. En la moda busco el confort y la facilidad, pero al mismo tiempo el placer de los materiales ricos y bellos. La idea es que podamos elegir entre lo mejor de los esos dos mundos. Y es también la mirada que tengo sobre la vida.

Mujerhoy: Parece usted muy próximo a las mujeres, tanto a las celebridades como a las jóvenes que se cruza por la calle. ¿Es ese el secreto de su éxito?

Michael Kors: Esa es la razón número uno. El éxito de mi marca está directamente relacionado con mi amor por las personas. Pienso que la empatía es la base de todo. Tanto en los negocios como en el amor hay que saber ponerse en la piel del otro.

Mujerhoy: Sin embargo, el día a día de muchas mujeres está lejos de ese universo de jet set que usted propone...

Michael Kors: El concepto actual de jet set es fascinante: parece que todo tiene que ver con mantenerse siempre ahí cuando todo va tan rápido. Pero si usted se fija en las primeras parejas referente del jet set, Elizabeth Taylor y Richard Burton, o Jackie Kennedy y Aristóteles Onassis, verá cómo estaban siempre en permanente movimiento. Era eso lo que les convertía en fascinantes. Hoy, todo es diferente. Ya no son otros lugares los que nos hacen soñar porque basta con mirar nuestro teléfono para viajar...

El éxito de mi firma está relacionado con saber ponerme en la piel del otro"

Michael KorsDiseñador

Mujerhoy: Usted comprendió muy pronto la importancia de las redes sociales. Michael Kors fue la primera firma de moda en estar presente en Instagram, ya en 2013.

Michael Kors: Trabajo desde hace 35 años, pero sigo teniendo la misma curiosidad que cuando empecé. Y un entusiasmo intacto frente a un mundo en perpetua mutación. La tecnología me permite tener una comunicación planetaria. Cuando comencé, no me encontraba más que con mis clientes del barrio. Hoy, todos pueden seguir lo que hago y comprender quién soy. Cuando juego en YouTube a Glamour Games [juego de adivinanzas sobre el mundo de la moda] con Gigi Hadid o Lily Aldridge, o participo como juez en Runaway [un programa de televisión en el que concursan aspirantes a ser diseñador] todo el mundo que quiera puede conocerme un poco mejor.

Mujerhoy: No todos los diseñadores se sienten tan cómodos con la sobreexposición generada por las redes sociales.

Michael Kors: Tengo la suerte de no ser tímido. Pero admito que, cuando empecé, jamás habría imaginado que esta profesión implicaría tanta comunicación y cobertura mediática. Afortunadamente, me encantan los baños de multitudes, incluso cuando son virtuales.

Mujerhoy: ¿Cuáles son sus obsesiones actuales?

Michael Kors: El streaming y las series. Soy bulímico: puedo ver una temporada entera de House of Cards en un día y medio. Te vuelve un poco loco sumergirte en la vida de los personajes.

Tonos marrones y materiales cálidos para un otoño-invierno tan glamouroso como casual.
Tonos marrones y materiales cálidos para un otoño-invierno tan glamouroso como casual.

Mujerhoy: Usted fue director artístico de Céline desde 1998 a 2004. ¿Qué recuerdos conserva de ese tiempo que pasó a la cabeza de una maison francesa?

Michael Kors: Cuando llegué a París, estaba impregnado de ese cliché de mujeres muy perfumadas, cubiertas de joyas y con un perrito pequeño. Conocí, por el contrario, a grupos de chicas muy cool. Fue también trabajando para Céline cuando entendí que un mismo vestido podía y debía gustar a una mujer que vive en Dubai, en Singapur, en París o en Londres.

Mujerhoy: Usted participa en el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas, que lucha contra el hambre. ¿Qué significa para usted este compromiso?

Michael Kors: Es algo crucial para mí. En los años 80 me involucré para combatir el hambre y la pobreza en Nueva York. Luego quise pasar a un nivel superior. Este organismo de la ONU opera desde hace más de 50 años en 75 países para alimentar cada año a unos 95 millones de personas.

Mujerhoy: En EE.UU. es usted conocido también por sus aforismo. ¿Cuál es su favorito?

Michael Kors: Si fuera tan fácil fabricar iconos, estaríamos rodeados de ellos.

Sigo teniendo el entusiasmo intacto frente a un mundo en mutación"

Michael KorsDiseñador

Mujerhoy: ¿Cómo definiría Wonderlust, su nueva fragancia?

Michael Kors: Wonderlust resume mi visión, muy optimista, de la vida. Yo no veo jamás el vaso medio vacio. Creo que todo es posible. Que hay que llevar siempre el pasaporte en el bolsillo por si un día, de repente, nos preguntan si queremos ir a comer a Marrakech. Wonderlust es una historia de deseo y de curiosidad. Es el gusto por la aventura y el romanticismo.

Mujerhoy: ¿Cómo se interpreta eso en un perfume?

Michael Kors: Intento expresar un estado de ánimo que primero hay que definir y después meter en un frasco para convertirlo en realidad. Siempre me pregunto: "¿Esta fragancia lleva a las mujeres a ese estado de ánimo?". La moda no tiene ese poder de evasión. Un bolso debe ser funcional, un abrigo debe mantenerte caliente o seco. El perfume, en cambio, permite una gran libertad de expresión...

Mujerhoy: ¿Las mujeres que compran sus perfumes son las mismas que llevan su ropa?

Michael Kors: Mis clientas tienen de 20 a 70 años, son de todo tipo de nacionalidades y de todas las tallas. Pero lo que todas tienen en común es el hecho de saber lo que quieren y lo que les sienta bien.

En su front row no faltan Anna Wintour, Sienna Miller o Emily Blunt
D.R. En su front row no faltan Anna Wintour, Sienna Miller o Emily Blunt
Kors y Rufus Wainwright (izq.), que cantó en el último desfile de la firma en Nueva York.
D.R. Kors y Rufus Wainwright (izq.), que cantó en el último desfile de la firma en Nueva York.

Nueva York y Michael Kors, una historia de amor

Michael Kors nació en Long Island y creció rodeado de mujeres. Precoz y emprendedor, la leyenda dice que tan solo con cinco años rediseñó el vestido de novia de su madre. Mujeres de distintas generaciones y culturas le adoran, y le son fieles. También las celebrities...

En su front row no faltan Anna Wintour, Sienna Miller o Emily Blunt (en la foto de abajo), que estuvieron juntas en su último desfile hace unas semanas en Nueva York. Un show donde actuó el músico Rufus Wainwright, seguidor de la línea masculina de la firma y, como el diseñador neoyorquino, un hombre que ya forma parte del ADN de la Gran Manzana.