mujerHoy

vivir

Núria Espert: "El teatro se apoderó de mí a los trece años. Me eligió"

La gran dama del teatro español, Núria Espert comenzaba así su discurso de agradecimiento al recoger su Premio Princesa de Asturias de las Artes.

Núria Espert
Núria Espert Cordon

Recitando a Lorca Núria Espert emocionaba y conseguía un silencio absoluto en el teatro Campoamor durante su discurso de agradecimiento por el Premio Princesa de Asturias de las Artes que recibió ayer por ser «una de las personalidades más sobresalientes y prolíficas del panorama interpretativo, trascendiendo todos los géneros escénicos».

La gran dama del teatro comenzaba su carrera sobre el escenario en la década de los 50 desde su Barcelona natal y su gran momento llegaba en 1984 cuando la llaman para sustituir a la actriz Elvira Noriega en Medea.

Su gran talento traspasaba las fronteras españolas al realizar varias giras internacionales en Milán, París, Jerusalén, Moscú o México. Durante 5 años abandona temporalmente el escenario para dedicarse a la dirección escénica dirigiendo a Glenda Jackson en La casa de Bernarda Alba en Londres.

En 1972 recogía su primer premio (Premios Fotogramas de Plataa la Mejor labor teatral)y hasta el momento acumula reconocimiento como los Premios Fotogramas de Plata, Premios de la Unión de Actores, Premios Butaca y ayer recogía su Premio Princesa de Asturias de las Artes.