mujerHoy

vivir

Justin Trudeau es Hugh Grant en “Love Actually” y Trump no puede superar eso

Trump no midió debidamente que su apretón de manos habitual, con una fuerza desmesurada, no podía tener efecto en el jover presidente

Escena de Hugh Grant y Billy Bob Thornton en 'Love Actually" y fotografía de Justin Tardieu reunido con Donald Trump
Escena de Hugh Grant y Billy Bob Thornton en 'Love Actually" y fotografía de Justin Tardieu reunido con Donald Trump GTRES

La visita del Primer Ministro canadiense a Estados Unidos ha revelado detalles impagables, como que el Presidente Trump usa la vieja estratagema de estrechar la mano como si fuese el Increíble Hulk para someter/humillar a sus homólogos. Un rollo John Wayne imposible de justificar desde las reglas de la cortesía y la diplomacia. Las caras del Primer Ministro japonés, el que más ha tenido que sufrir sus exagerados apretones de manos, son un poema en el que se lee dolor, extrañeza y cierta sensación de ridículo. Por suerte, Justin Trudeau, el casi perfecto Primer Ministro canadiense, supo resistir la sospechosa exhibición de fuerza de Trump con una 'poker-face' y un vigor fascinante. Trudeau, 1. Trump, 0.

Imagen de conferencia de prensa de los presidentes en la película 'Love Actually ' y de la protagoniozada por Donald Trump y Justin Truideau
Imagen de conferencia de prensa de los presidentes en la película 'Love Actually ' y de la protagoniozada por Donald Trump y Justin Truideau CORDON PRESS'

Trump no midió debidamente que su apretón marca Trump, innecesaria demostración de fuerza que solo pone de relevancia un miedo cerval a la vulnerabilidad, no podía tener efecto en un joven Presidente de solo 45 años que además es fue boxeador y 'stripper': las fotos de su tableta de chocolate no tienen precio. Gracias a la firmeza de Trudeau, no pudo sacudir el brazo del joven político como suele hacer, como si quisiera que su acompañante pareciera estar recibiendo descargas eléctricas.

Pero, además de este pequeño gran detalle que pone a cada cual en su sitio, Justin Trudeau le dio a Trump una lección de estilo con sus amorosas manifestaciones de apoyo a los refugiados e inmigrantes, hablando de su país como uno que abraza a los seres humanos en necesidad, no uno que los repele. El discurso de Trump, lleno de odio y espinas hacia sus congéneres, se vio engullido por el buen rollo y el estilo de Trudeau, prácticamente un calco del híper tierno presidente que Hugh Grant interpretó en “Love Actually”. Amor, más amor y menos fuerza es la lección que Canadá deja a Estados Unidos en esta primera visita de vecinos. No sabemos si Trump lo habrá pillado.

Seguro que también te interesa:

La semana de la moda de nueva York también boicotea a Trump

Donald Trump acusa a las 'celebrities' de azuzar la Marcha de las Mujeres

Las frases más machistas de Donald Trump


Horóscopo