mujerHoy

vivir

10 cosas que los hombres pueden hacer en el Día de la Mujer

Aquí van diez pistas para que los hombres formen (forméis) parte de la solución, y no del problema

Pistas para que los hombres formen parte de la solución
Pistas para que los hombres formen parte de la solución fotolia

La posición de los hombres solidarios con la causa de la igualdad suele provocar dudas y hasta tensiones en las manifestaciones y reuniones de mujeres feministas. Algunos piensan que la demanda de igualdad les legitima para ocupar posiciones exactamente iguales en los espacios y tiempos que se dedican a la reivindicación por los derechos de las mujeres.

Otras explican que, al estar ellos en una situación de privilegio en la sociedad, no resulta justo que la reproduzcan precisamente allí donde las causas de las mujeres quieren visibilizarse. Aquí van diez pistas para que los hombres formen (forméis) parte de la solución, y no del problema.

10 pistas para hombres

  1. No sentirse agredido por las reivindicaciones feministas pasa ineludiblemente por compartir el diagnóstico y los objetivos del feminismo, algo que solo se consigue leyendo textos que no proceden de la “zona de confort”. 'Feminismo para principiantes' y 'Cansadas', de Nuria Varela, son una buena vía de entrada al conocimiento de lo que nos pasa.
  2. Muchísimos hombres se dan cuenta de la injusta posición de las mujeres en la sociedad cuando tienen hijas y viven en propia carne las situaciones a las que han de enfrentarse. Hoy es un buen día para hablar de ello con los amigos que no son padres.
  3. Para que funcione el rechazo social al machismo os necesitamos: necesitamos que vosotros también digáis “no” a los machistas en voz alta. No más callar, ignorar y, en el peor de los casos, jalear los comentarios y comportamientos machistas de vuestros iguales.
  4. No hay porqué estar en primera fila en las manifestaciones ni llevar la voz cantante en las reuniones feministas. Un buen aliado del feminismo sabe dar un paso atrás porque se da cuenta de que las mujeres necesitan protagonizar el discurso y el espacio.
  5. No felicitarnos como si fuera nuestro cumpleaños, sino escuchar nuestros reclamos y entender nuestro malestar. Un hombre que realmente empatiza con las mujeres sabe de la violencia que sufren y entiende el cansancio vital que supone la doble jornada.
  6. Dejar hoy mismo de hacer comentarios sobre nuestro aspecto físico, ropa, figura o maquillaje. No es una buena manera de romper el hielo ni halagarnos, sino que nos encasilla aún más en el papel de adorno que la sociedad nos depara.
  7. Empezar hoy a resaltar positivamente nuestras ideas, dar fe de nuestras aportaciones o señalar lo profesional de nuestro comportamiento. Esto sí que nos ayuda a conquistar espacio más allá de posiciones decorativas o de asistentes.
  8. Convertir la incomodidad o extrañeza que pueden producir hoy los reclamos de las mujeres en una oportunidad para enriquecer el propio punto de vista, ensanchándolo y haciéndolo más fuerte. Rechazar lo distinto es síntoma de debilidad.
  9. Estimular a las mujeres de vuestro entorno profesional para que tomen la palabra en reuniones y discusiones. Si no hablamos no es porque no tengamos nada que decir, sino porque históricamente se nos ha negado la posibilidad de hacerlo y necesitamos entrenamiento.
  10. No ayudes más en casa. Que sea hoy el primer día en que te encargas de las tareas domésticas sin que nadie tenga que darte órdenes ni instrucciones sobre lo que tienes que hacer. Sabes que lo sabes.


Horóscopo