mujerHoy

vivir

El papelón de Kristen Stewart en 'Personal Shopper'

Maureen, el personaje de Kristen en 'Personal Shopper', vive entregada a la moda, pero su ocupación no le gusta nada

LA actriz Kristen Stewart en un fotograma de la película
LA actriz Kristen Stewart en un fotograma de la película d. r.

La sociedad nada secreta de fans de Kristen Stewart sostenemos desde hace tiempo que en ella se reúne el espíritu libre y sexy de James Dean y el magnético aparente desinterés de Greta Garbo, una combinación explosiva que han sabido ver dos de los cazadores de almas más avispados de la industria: Karl Lagerfeld y Olivier Assayas. “Me gusta todo de ella. Su expresión, su actitud dura, todo. Además, es una actriz extraordinaria”, dice el Kaiser.

Assayas está a sus pies desde que la enfrentó a Juliette Binoche en 'Viaje a Sils María' (2014). “Tiene una presencia increíble. Cuando rodábamos no podía parar de mirarla y pensar: "Dios mío, es realmente buena". Más tarde, en el montaje, aún descubría más matices, más sutileza y más profundidad en su interpretación. Está llamada a ser grande”, opina el director. No todo el mundo piensa lo mismo: el crítico Carlos Boyero la tiene por un “cardo retorcido”, pero ya hemos visto que hay a quien le gustan los cardos.

Este año, Lagerfeld, Stewart y Assayas han coincidido por partida doble: en la campaña de 'Gabrielle', el nuevo bolso de Chanel, para la que el director ha rodado varios minifilms; y en 'Personal Shopper', un peliculón con el mundo de la moda como telón de fondo, en el que los 'looks' de Chanel salen a relucir. El impresionante vestido metálico que Kristen se prueba en un momento de la película es un Chanel como una catedral. Dicen que esta es su mejor interpretación, un papelón en toda regla que aspira a Oscar. Veremos.

Kristen Stewart en 'Personal shopper'.
d. r. Kristen Stewart en 'Personal shopper'.
Kristen Stewart en 'Personal shopper'.
d. r. Kristen Stewart en 'Personal shopper'.
Kristen Stewart en 'Personal shopper'.
d. r. Kristen Stewart en 'Personal shopper'.

Maureen, el personaje de Kristen en 'Personal Shopper', vive entregada a la moda, pero su ocupación no le gusta nada: la considera una pérdida de tiempo y un aburrimiento. Pasa los días yendo de una tienda carísima a otra más cara aún comprando para una supermodelo que no tiene tiempo de ocuparse de su armario. Pero es buena en su trabajo, y discreta. Lo mismo se cruza París llevando miles de euros en forma de joyas de Cartier en su ciclomotor, que se planta en Londres vía Eurostar para conseguir el vestido perfecto para su clienta.

Su reino no es exactamente de este mundo de la moda, sino del de los espíritus: Maureen trata de contactar con su hermano gemelo, fallecido recientemente de una dolencia al corazón que ella también sufre. Su novio también trata de contactarla, pero ella parece totalmente absorbida por la moda y los fantasmas, permanentemente conectada a su Iphone y, a la vez, desconectada del mundo. Todo en la película es enigmático y misterioso. Cuando piensas que toda ella se va a resumir en las ideas y venidas de tienda en tienda, zas, sucede lo impensable. A partir de aquí, todo son 'spoliers'. Mejor, verla.


Horóscopo