mujerHoy

vivir

¿Por qué Meghan Markle no fue a la boda de Pippa Middleton?

Se ha convertido en el personaje más deseado de los alrededores de la Casa Windsor

La actriz en una imagen de archivo
La actriz en una imagen de archivo gtres

El gozo de las decenas de fotógrafos y periodistas apostados en el exterior de la Iglesia de St. Mark en un pozo. Minutos antes de la llegada de la novia, Pippa Middleton, aparecieron el Duque de Cambridge y el príncipe Enrique caminando tranquilamente y acompañándose mutuamente. Quedaba así despejada la duda acerca de la presencia de Meghan Markle en la ceremonia: ni rastro de ella.

La presencia de la actriz estadounidense, ansiosamente esperada por prensa y público, evitó el peligro cierto de que la espectacular novia pudiera ver eclipsada su entrada y salida de la iglesia. Los expertos en diplomacia aventuran una explicación a la ausencia de Markle que tiene que ver precisamente con este asunto. Por lo visto, el protocolo que rige a los miembros de la Familia Real británica les exige la máxima discreción cuando asisten a eventos no reales para no eclipsar a los protagonistas “plebeyos”.

Markle se ha convertido en el personaje más deseado de los alrededores de la Casa Windsor. Esta semana saltó a todos los medios de comunicación británicos que el príncipe Enrique ya tenía el permiso real de su abuela, Isabel II, para contraer matrimonio. De hecho, las quinielas apuntan a que no terminará 2017 sin que sepamos del compromiso oficial de la pareja. Veremos si se deja ver y fotografiar en la celebración que los Middleton prepararon en su casa de Bucklebury. Las cámaras están avisadas.


Horóscopo