mujerHoy

vivir | Entrevista

Carla Simón

directora de cine

Mi historia, a pesar de todo, es una historia feliz y la película lo transmite

Carla Simón con vestido de Uterqüe.
Carla Simón con vestido de Uterqüe. vicens giménez

Creció feliz a pesar de lo que le tocó y a través de una película descubrió todo lo que se podía contar a través del cine.

En 1993, cumplió seis años y perdió a su madre. Tres años antes se había quedado sin padre. Ambos murieron de sida. En 2017, en el Festival de Berlín, Verano 1993, su primer largometraje, recibía el premio a la Mejor Ópera Prima, al que luego se sumaría la Biznaga de Oro a la mejor película española del Festival de Málaga.

Entre estos hitos de la biografía de esta joven directora barcelonesa, lo que sucede es la vida. La de una chica de ciudad que se fue a vivir a una comarca rural con sus tíos. La de una chica que creció feliz a pesar de lo que le tocó y que, tras ver una película de Haneke, descubrió todo lo que se podía contar a través del cine. Así es Verano 1993 (en cartelera) donde la directora bucea en su pasado para hablarnos del duelo infantil.

Mujerhoy Debe de haber sido doloroso revolver todos esos recuerdos...

Carla Simón Estuve más conectada durante la escritura del guión. Y ahora, que me doy cuenta de que algo tan personal toca a tanta gente, también lo vivo de manera muy emocional. Pero doloroso no; fue bonito recopilar todos esos momentos. Lo más duro fue darme cuenta de que no me acuerdo de mi madre. Es triste ese vacío. Tenía unas cartas que había mandado a sus amigas y eso me sirvió para quitarme esa espinita.

Mujerhoy La retrata como una mujer cansada, dolorida...

Carla Simón Las cartas me ayudaron a saber cómo se expresaba. Decía "enróllate" o "estoy cantidad de cansada". En la escena en que las niñas se disfrazan y una hace de mi madre, le dije: "Improvisa, pero di estas frases; ahí está ella". Mis fotos de pequeña también nos acompañaron en el proceso. De ahí salieron muchas ideas de escenas, y el tono, el color, el vestuario.

Mujerhoy ¿Qué fue para usted aquel verano del 93?

Carla Simón Marcó la frontera entre mi nueva vida y la anterior. En la realidad, los márgenes del tiempo no son tan concretos, la película necesitaba ese marco temporal, pero la adaptación a una nueva familia no es algo que se solucione en dos o tres meses.

Mujerhoy ¿La ausencia de la madre ha estado presente en su vida?

Carla Simón Sí. Con mi nueva familia he hablado sobre mi madre siempre que lo he necesitado, de una manera muy abierta; eso me ha permitido no llevarlo como algo dramático y hasta poder contarlo en una película.

Mujerhoy "Pobrecita", dice sin parar una vecina. ¿Es consciente de haber vivido con la pena alrededor?

Carla Simón Sí, el "pobrecita" lo he oído muchas veces, y es lo peor que te pueden decir. Afortunadamente, mi madre de ahora siempre ha sido muy determinada y les decía: "¡De pobrecita nada, ya basta!". Una niña que ha perdido a su madre, la relación que busca más inmediata es la de la otra madre, por eso la columna vertebral de la historia es como se va construyendo la relación entre ellas. Yo lo he reflexionado mucho a lo largo de mi vida: cómo habría sido si ella fuera distinta, porque un niño en esa situación se podría haber quedado en la lástima a sí mismo toda la vida.

"A los seis años me quedé huérfana, pero hasta los 12 no supe que mis padres habían muerto de sida".

Mujerhoy ¿La llama mamá?

Carla Simón Sí, ellos son papá y mamá, y mis hermanos son mis hermanos. Mi madre de ahora me contó que, casi el día que enterraron a mi madre, oí cómo mi nueva hermana la llamaba: "¡Mamá, mamá!" y lo repetí. La gente se quedó pensando: "Pobrecita, no ha entendido nada". Pero yo dije: "Si ella te llama mamá y me habéis explicado que es mi hermana ahora, yo también tendré que llamarte mamá, ¿no?".

Mujerhoy ¿Recuerda lo que sentía?

Carla Simón Lo que recuerdo son más bien emociones. Sí me acuerdo de la desubicación, de la sensación de estar como perdida, de los celos que tenía de mi hermana, de pensar que nadie me quería. Una noche, igual que en la película, me fui de casa de mis nuevos padres, pero enseguida di media vuelta con la misma frase: "Ya me iré mañana, que ahora está oscuro...".

Mujerhoy La causa de la muerte de sus padres, el sida, queda como telón de fondo...

Carla Simón Me planteé mucho qué papel tenía que tener en la película. El sida es una cosa tan fuerte, que si estaba más presente podía haberse convertido en el centro de la película, algo que yo no quería. Además, yo de pequeña no sabía que mis padres se habían muerto por eso. Me lo contó mi madre a los 12 años. Sin embargo, era importante que fuera parte del contexto, porque fue algo que mató a mucha gente.

Mujerhoy ¿Ha sufrido el estigma del sida?

Carla Simón Yo no lo noté ni lo viví como un estigma, aunque luego sí me han contado cosas como una mamá que le decía a su hija que no durmiera conmigo o ese tipo de situaciones, que son parte del miedo y el desconocimiento. Yo no había heredado la enfermedad de mi madre, pero como había tanto miedo me siguieron haciendo pruebas hasta muy mayor.

Mujerhoy ¿Y siempre ha hablado de ello abiertamente?

Carla Simón Cuando me lo contaron, necesité comprender bien por qué mis padres se infectaron de sida, entender esa época de euforia y libertad, tras la muerte de Franco, en la que muchas personas se engancharon a las drogas y murieron. Desde que acepté eso, como a los 14 años, empecé a cambiar mi relato y a contarlo cuando me preguntaban. No quería mentir sobre mi vida. Y mis padres me dijeron: "Es tu vida, la puedes contar como quieras".

Mujerhoy ¿Qué siente cuando la gente se emociona con una historia tan suya?

Carla Simón Es muy fuerte. Lo más bonito que te puede decir alguien cuando terminan de ver un trabajo tuyo es "gracias". Por lo que sea, porque ha sentido algo que no esperaba sentir, o porque ha conectado con algo de tu infancia... Eso está pasando mucho.

Mujerhoy ¿Fue feliz esa niña sin padres?

Carla Simón Sí, totalmente. Mi historia es una historia feliz y la película lo transmite. Se trata de empezar de nuevo. El hecho de perder a mis padres cuando era tan pequeña, hace posible volver a empezar. ¿Se puede vivir con ello? Sí, vivir y ser feliz.

Estilismo: Sandra Escala. Vestido de Uterqüe, y joyas de Urban Fawn.

Peluquería y maquillaje: Marta Sáez (Talents). Agradecimientos : Hotel Neri Relais & Châteaux y terraza Roba Estesa.


Horóscopo