mujerHoy

vivir | Entrevista

Raquel Martínez

farmacéutica

Cuando una farmacia rural cierra, el pueblo se apaga

La farmacéutica Raquel Martínez.
La farmacéutica Raquel Martínez. f. repáraz

Raquel es presidenta del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla y León y del Colegio de Farmacéuticos de Soria.

"¡El medio rural valora mucho la farmacia! La gente va al médico a la capital y nos trae las recetas, para que la farmacia del pueblo sobreviva. Te traen verduras del huerto, huevos... para decirte que te aprecian. Eres, muchas veces, el único profesional de la salud que tienen y te consultan también temas legales o familiares. Es una población envejecida, a menudo viven solos, y ahí estás tú, haciendo esa labor psicosocial que va más allá de tu trabajo".

"Más de la mitad de las farmacias de Castilla y León están en el medio rural, y más del 16%, en situación de viabilidad económica comprometida. Con una población en descenso y recortes sanitarios, la facturación se ha reducido en más del 30%. Muchas siguen abiertas por la vocación asistencial de los farmacéuticos. Y es que cuando una farmacia rural cierra, el pueblo se apaga: muchos mayores polimedicados, a menudo con deficiencias cognitivas, quedarían desatendidos. Hay ancianos que vienen con una bolsa llena de medicinas para que les aclares cómo tomarlos".

"Para ellos tenemos el sistema personalizado de dosificación, con un blíster que indica las tomas. Si lográramos concertar esta farmacovigilancia con las administraciones y lograr que fuera remunerada, ayudaríamos a muchas farmacias y mejoraría la eficiencia del sistema sanitario. La gente quiere envejecer en casa y así retrasamos el paso a las residencias. Es un servicio para los mayores y un gran ahorro para el país".


Horóscopo