mujerHoy

vivir | Entrevista

Rosa López Torres

farmacéutica

Hemos ayudado a financiar la sanidad pública

La farmacéutica Rosa López Torres
La farmacéutica Rosa López Torres f. repáraz

Rosa es presidenta del Colegio de Albacete y del Consejo de Colegios de Castilla-La Mancha, es ahora Tesorera del CGCOF.

"Somos un país privilegiado. En España tenemos una farmacia a 125 m de nuestro domicilio, como media. La gente sabe que los fármacos tienen el mismo precio en cualquier punto de España, aunque no cuestelo mismo llevar un medicamento al centro de Madrid que a un pueblo. Si tu farmacia no lo tiene en ese momento, te lo consigue en cuestión de horas o de un día para otro. ¿Cómo es eso posible? Lo es por un sistema de distribución solidario y rápido. Súmale a eso el servicio de guardia, que permite atender las urgencias de toda la población los 365 días del año. Es un servicio consensuado con la Administración, que las farmacias prestan sin cobrar nada por ello".

"¿Y qué nos diferencia de las farmacias de otros países? Yo diría que la propiedad, porque en España la farmacia pertenece al farmacéutico. En otros países pueden pertenecer a empresas, más enfocadas al negocio. Aquí, si te llega un paciente con un problema de salud, piensas primero en ayudarle. Eso se vio claramente en los peores tiempos de la crisis económica, cuando había tantos impagos de la Administración a farmacéuticos de algunas comunidades, por ejemplo, de Castilla-La Mancha, que es la mía. Sin mecanismos de financiación y teniendo que pagar los productos antes de recibirlos, muchos farmacéuticos se hipotecaron con su propio patrimonio para poder garantizar los fármacos a su comunidad. En esos momentos, fuimos la financiación de la Sanidad Pública. Había que arrimar el hombro y lo hicimos".

"Ahora se han arbitrado nuevos mecanismos de financiación, a través de bancos, pero aquella situación dio la voz de alarma. La red se podía romper si las farmacias no eran viables. Cuando desaparecen, se van creando agujeros en la red que dejan a sectores de población sin servicio, generalmente los que más lo necesitan. Ahora, la tecnología nos está ayudando, por ejemplo con la receta electrónica, que te permite dar consejos personalizados, alertar de riesgos, hacer un seguimiento. Nosotros pretendemos que ese trabajo se reconozca como un servicio asistencial profesional. Por supuesto, la confianza de los usuarios nos da fuerza".


Horóscopo