mujerHoy

vivir | Entrevista

Valérie Tasso

escritora y terapeuta sexual

El deseo femenino es muy complejo, sutil y frágil

La escritora y terapeuta sexual Valérie Tasso.
La escritora y terapeuta sexual Valérie Tasso. d. r.

Hace una década escandalizó con sus confesiones sexuales en 'Diario de una ninfómana'. Hoy, convertida en terapeuta, lanza una aguda reflexión sobre cómo ha cambiado el sexo (y el amor) en los tiempos de Tinder.

Empezamos con polémica: "Fíjate, ya está el lío montado porque ha salido una entrevista en la que afirmo que se puede ser feminista y disfrutar de la humillación en la cama. Yo soy una gran feminista, pero una cosa son tus creencias y otra tu imaginario erótico, aunque la gente no sabe diferenciar estos conceptos. En fin, mejor que haya polémica a que no digan nada", comenta Valérie Tasso nada más pedir un café y sentarse en el sofá. En cualquier caso, ningún escándalo comparado con el que se formó cuando esta francesa de 48 años publicó, en 2003, 'Diario de una ninfómana', una novela autobiográfica en la que relataba cómo pasaba de ser una licenciada en Dirección de Empresas con un futuro prometedor a una prostituta de lujo.

Reconvertida en comunicadora, conferenciante y terapeuta sexual, Valérie Tasso retoma su faceta de escritora con 'Sexo 4.0 Un nuevo (des)orden amoroso' (Temas de Hoy), en el que analiza cómo ha evolucionado la sexualidad en los últimos tiempos. Pero que nadie espere un libro provocativo, sino una reflexión sensata -no exenta de crítica y, en ocasiones, ¿conservadora?- sobre el sexo en la era digital.

Mujerhoy El sexo ha cambiado mucho en los últimos 15 años. ¿Se atrevería a darme un titular sobre esos cambios?

Valérie Tasso Se fomenta el individualismo creando seres que no quieren adquirir un compromiso y que, cuando lo hacen, lo rompen sin miramientos. Antes las parejas se separaban por una infidelidad o porque no se llevaban bien, pero ahora lo hacen porque les han hecho creer que pueden estar mejor. Cambiamos de pareja con la facilidad con que cambiamos de camiseta.

Mujerhoy ¿Solo perseguimos emociones fuertes?

Valérie Tasso El consumo es la base de nuestro sistema, y creemos que consumiendo algo nuevo seremos más felices. Pero no es así. Primero, porque la felicidad es un tema muy complejo y, a día de hoy, somos más tristes y tenemos más carencias. Y segundo, porque confundimos felicidad con euforia. Lo que hacemos permanentemente es comprar euforia y ésta solo te llena un vacío que dura muy poco tiempo. Si seguimos así, y no veo alternativa, estamos abocados a convertirnos en cualquier cosa menos en seres humanos porque las personas necesitamos vincularnos con otros.

Mujerhoy Y ahora solo hay contactos, no vínculos. ¿Somos ahora más felices, sexualmente hablando, que en el pasado?

Valérie Tasso Evidentemente, siempre es mejor vivir en un país sin represión moral, como hubo durante décadas, pero lo cierto es que la sobrenormalización del sexo está matando el morbo. Por eso empiezo el libro con una cita de Woody Allen: "Echo de menos cuando el aire era limpio y el sexo sucio". El sexo necesita del morbo, de algo un poco oscuro; no hablo de cosas que rocen el código penal ni mucho menos, pero tiene esta exigencia. Estamos matando el morbo al exponerlo todo de tal forma que ahora incluso el porno parece la panacea y está en todas partes, cuando debería reservarse para determinados momentos.

Mujerhoy Supongo que esta normalización también tendrá su parte buena.

Valérie Tasso Cuando lo sobrenormalizas lo banalizas, pero normalizarlo está muy bien. Sobre todo para las mujeres, que durante muchos siglos no hemos existido como seres sexuados y ahora reivindicamos nuestro deseo sexual y el derecho a tener una sexualidad igual que la del varón. Basta ya de decir que los hombres siempre tienen ganas y las mujeres no, porque es mentira. O de hacernos creer una serie de cosas en torno al sexo que nos hacen pensar que no estamos a la altura o no reconocernos en el erotismo que se vende. Mucha gente llega a mi consulta diciendo: "Qué horror, no me encuentro el punto G" o "No sé si me gusta esta práctica"... No hay que probarlo ni comprarlo todo, ni creerse todo lo que se dice. Y las mujeres somos especialmente sensibles a estos mensajes porque tenemos un deseo muy complejo, muy sutil y muy frágil.

"La sobrenormalización del sexo mata el morbo"

Mujerhoy Mantiene que la única diferencia entre el deseo de hombres y mujeres es que el femenino es más selectivo.

Valérie Tasso Hombres y mujeres tenemos la misma sed, bebemos igual, unos más y otros menos, pero es algo inherente al ser humano. Por hacer un símil, el hombre beberá agua y la mujer un té y será más sofisticada con la preparación de la bebida. A eso me refiero cuando hablo del deseo sexual femenino. Siempre se mide en términos cuantitativos, no cualitativos.

Mujerhoy ¿Hasta cuándo seguirá siendo un misterio el deseo sexual femenino?

Valérie Tasso El propio Freud, cuando murió a mediados del siglo XX, afirmó: "Todavía no sé lo que desean las mujeres". Somos maquinarias muy complejas, ni mejores ni peores. Por ejemplo, cuando el hombre vuelve del trabajo y está estresado quiere sexo para tranquilizarse; las mujeres al revés, tenemos que tranquilizarnos para tener sexo. Hablamos idiomas diferentes.

Mujerhoy ¿Cómo ha influido la revolución digital en nuestra vida sexual?

Valérie Tasso Muchísimo, hasta el punto de que estamos más pendientes de lo digital que de otros seres humanos. Es la gran revolución de este siglo. Pero no hacemos un buen uso de las nuevas tecnologías y las apps: nos ponen en contacto con lo que está lejos a costa de perder el vínculo con lo que tenemos cerca. Como seres sexuados y deseantes nos están solicitando permanentemente, nos hemos convertido en mercancía, en una vitrina de cuerpos. Mira Tinder, es un catálogo. Y se están fomentando este tipo de apps para incentivar el consumo porque una persona sin compromiso va a consumir más que una pareja. Estamos en la era "auto": superación, estima, ayuda, emprendimiento... que lo único que hace es crear seres egoístas. Pero no nacemos así, nos hacen así. Y esto tiene una repercusión terrible en la vida emocional y sexual.

Mujerhoy ¿Tinder ha acabado con la seducción?

Valérie Tasso Totalmente. El cortejo ha desaparecido. Hay gente que lo intenta, pero ni siquiera somos receptivos. Me cuentan muchas chicas que en Tinder no encuentran hombres para enamorarse y yo les digo "iros a una biblioteca, puedes conocer gente muy interesante y tener sexo también". No me gusta generalizar, pero todavía ocurre que el hombre, para llegar al afecto, necesita tener sexo. En cuanto a la mujer, era al revés pero ahora esto se está diluyendo porque debemos ser mujeres hiperdeseantes, y si no eres una pobrecita. Ser una mujer liberada también es saber decir que no. No hay que decir sí a todos y a todo tipo de prácticas.

En su último ensayo (Temas de Hoy), Tasso escruta la vida secreta del sexo en un planeta tecnológico: ¿por que la gente está tan perdida y hay más disfunciones sexuales que nunca?
d. r. En su último ensayo (Temas de Hoy), Tasso escruta la vida secreta del sexo en un planeta tecnológico: ¿por que la gente está tan perdida y hay más disfunciones sexuales que nunca?

Mujerhoy ¿Ahora estamos más liberadas?

Valérie Tasso Hemos conseguido muchas cosas. Pero el verdadero punto de inflexión fue en los años 60 cuando, con la aparición de la píldora, la mujer tomó las riendas de su sexualidad. Ahora se dice que la mujer está muy liberada, pero en realidad solo es más consumidora porque compra más juguetes sexuales y, afortunadamente, ya no se la estigmatiza por ello. Pero la semántica que se sigue utilizando es muy despectiva y el juicio moral existe, aunque sea a tus espaldas.

Mujerhoy En el libro es muy crítica con las mujeres que se entregan de lleno a la maternidad.

Valérie Tasso La maternidad de hoy en día es, muchas veces, la nueva esclavitud de la mujer. Las supuestas mujeres liberadas no han entendido nada y ahora están volviendo a querer parir en casa y educando unos niños hiperprotegidos. Yo he tratado a mujeres así y no he podido acabar la terapia. "Mi marido y yo no funcionamos", te dicen. Hombre, si tienes a dos niñas colgadas del pecho permanentemente y duermes con ellas hasta que se hacen mayores es normal. "Cambia un poco", les sugiero, pero se niegan.

Mujerhoy Como ha dicho antes, ¿la prisa es el peor enemigo del sexo...?

Valérie Tasso Sí, porque si en el sexo no te tomas tu tiempo no disfrutas. Pero es muy difícil vivir a 1.000 por hora durante la jornada laboral y llegar a casa y dedicarse al sexo con calma. Cuando ya has entrado en este bucle, parar y decir "ahora estoy en mi esfera íntima" es muy complicado. Al sexo también le matan las preocupaciones. Y más en las mujeres. Si interactúas con tu pareja con la cabeza llena de preocupaciones no vas a gozar porque vas a estar dándole vueltas.

"Parece que, o eres una mujer hiperdeseante, o no estás liberada".

Mujerhoy También afirma que estamos inmersos en un cultura tan banal que afecta negativamente al sexo.

Valérie Tasso Totalmente. Si generamos personas descafeinadas por una cultura descafeinada, el sexo será descafeinado. Si no tienes un mínimo de inquietudes, y no hablo de haber estudiado filosofía, probablemente tu visión del sexo sea pobre. Ahora todo se valora en función de los likes y el éxito sexual se mide en la cantidad de parejas que has conseguido, sobre todo en el caso de los hombres.

Mujerhoy ¿La fidelidad y la monogamia están en peligro de extinción?

Valérie Tasso No sé si desaparecerán porque el amor es una fuerza muy potente. Es cierto que pretender que funcionemos sexualmente durante muchos años es complicado, pero los modelos alternativos son poco viables.

Mujerhoy ¿El poliamor sigue siendo una utopía?

Valérie Tasso Es otro neologismo, otra moda que ya se vivió con el movimiento hippy y fue un terrible fracaso del que pocos salieron indemnes. El poliamor ha establecido unas bases más sólidas que las de entonces pero, aun así, es muy difícil amar de la misma manera a varias personas a la vez. El poliamor pretende dinamitar el modelo de pareja que tenemos cuando creo que deberían reflexionar sobre el sistema, sobre por qué el modelo de pareja actual no les gusta. Está muy bien para los jóvenes, para experimentar, pero las historias de este tipo que conozco han acabado muy mal. Ojo, no estoy en contra, ojalá pudiéramos ser felices con varias personas a la vez pero es casi imposible.

Mujerhoy ¿Nos enamoraremos de una máquina?

Valérie Tasso De algún modo, ya estamos asistiendo a ese fenómeno. Todavía no con robots, pero sí con relaciones virtuales. Yo espero que no lleguemos a ese extremo, o que sea algo minoritario, porque cuando solo tengamos vínculos con una máquina seremos poco más que homínidos. Cuando vi la película Her sentí una gran tristeza. Tenía ganas de que la relación se materializara en carne y hueso, porque no lo podemos evitar: para que alguien cobre sentido debe interactuar con otros. No soy apocalíptica, pero veo un panorama complicado. Me resulta más fácil imaginarme el fin del mundo que el fin del sistema en el que vivimos.

Estilismo: Verónica Suárez / Maquillaje y peluquería: Gino Mateus (N.Y.C) para Art Lab-Aveda. Valérie Tasso lleva un vestido de Marni.


Horóscopo