mujerHoy

vivir

Dulceida pasa de hacerse 'fotis' y de poner tildes

La celebrity catalana recibe duras críticas por parte de sus fans por anunciar, en un mensaje lleno de faltas de ortografías, que no se hará fotos con ellos durante sus vacaciones.

La influencer Dulceida.
La influencer Dulceida. gtres

Aida Domenech, más conocida entre la chavalada como Dulceida, tiene 1,9 millones de fans en su cuenta de Instagram y 1,3 millones de suscriptores en su canal de YouTube. Por eso, cuando pretende cogerse unos días de descanso en su agitada carrera por subir contenido de moda impecable y envidiable, lo primero que ha de hacer es comunicárselo a su ubicua audiencia. Eso hizo precisamente ayer: advertir a sus seguidores de que no la fotografiaran en los próximos días porque no iría vestida para la foto. Hasta las 'influencers' necesitan un respiro de tanto influenciar al personal.

¿Qué ha pasado entonces ante un propósito tan inocente? Lo nunca visto: que la bloguera, instagramera y youtubera más reputada de España, no sabe comunicar. O, al menos, no sabe hacerlo con el respeto debido a su público. La ortografía de la joven 'fashionista' es de pena: ni conoce la mecánica ortográfica de los imperativos ni la necesidad ética y estética de las tildes. Recemos porque Arturo Pérez Reverte y sus huestes de la Real Academia de la Lengua no caigan sobre ella con todo el peso del diccionario español. No lo cuenta.

Mensaje de Dulceida a sus fans.
Mensaje de Dulceida a sus fans.

Ni siquiera en su contestación en Twitter ante su mensaje en Instagram Stories falto de acentos recurrió a nuestra querida tilde: “No se que tiene twitter que concentra a la gente más maleducada y sin respeto”, escribió la exquisita amante de la moda. Seguramente tiene razón y los trolls campan a sus anchas, por eso merece la pena no convocarlos al ritmo que marca la pereza de nuestros ágiles deditos sobre el teclado, y hacer el esfuerzo de poner las tildes. ¡Con la cantidad de adolescentes en pleno desarrollo lingüístico que te siguen, Dulceida! Que no te vaya a pasar como al propietario de Blanco, quien anunció el relanzamiento de la marca sin tildes y confundiendo “ahí” con “hay”. La ortografía también viste. A veces incluso más que los modelitos.


Horóscopo