mujerHoy

vivir

Ana Brnabic, la primera ministra serbia, sin armario

De ella dependen las reformas económicas que el país debe afrontar para su posible adhesión, en un gobierno que sigue siendo prorruso

Ana Brnabic.
Ana Brnabic. CORDON PRESS

El nuevo vendabal político que agita Serbia se llama Ana Brnabic y hace unas semanas fue elegida primera ministra. Lejos de la imagen de los rudos militares a los que nos acostumbró el telediario en los 90, Brnabic no solo es la primera mujer que ocupa este cargo en el país balcánico; también es la primera persona abiertamente homosexual (y la quinta en todo el mundo).

Este hecho es llamativo en un país donde más de 80% de la población se declara cristiana ortodoxa y casi la mitad considera la homosexualidad -despenalizada en 1994- una enfermedad. Para los movimientos LGTB de Belgrado, con una presencia aún muy minoritaria y amenazada, el nombramiento de Brnabic es algo histórico. El presidente de la República, Aleksandar Vucic, del Partido Progresista (conservador y proeuropeísta), nombró a Ana para este cargo en junio, atajando todas las polémicas: "Sus orientaciones personales no me interesan, solo los resultados de su trabajo cuentan".

Brnabic tiene apenas 41 años y escasa experiencia política, le echaban sis detractores: entró en el gobierno el año pasado, como ministra de Administraciones Públicas. Ha pasado media vida fuera de Serbia, en universidades estadounidenses e inglesas, y habla a la perfección ruso e inglés, las dos regiones hacia las que deberá mirar su política. Sin adscripción política (es miembro independiente) del gobierno), tampoco milita en ninguna organización LGTB, y rechaza las etiquetas.

El año pasado participó en la marcha del orgullo gay de Belgrado, pero se negó a apoyar una proposición legislativa sobre las uniones del mismo sexo aduciendo que no era el momento. Favorable a la Unión Europea, en sus manos están las reformas económicas que el país debe afrontar para su posible adhesión, a la cabeza de un gobierno que sigue siendo, en gran medida, prorruso.

Muchos han querido ver en su nombramiento una estratagema política, que busca ofrecer de Serbia y su gobierno una imagen de apertura lejos aún de la realidad. Pero en su discurso de investidura, a esta menuda pero firme mujer, que desafía los prejuicios, no le tembló la voz al presentar su programa de modernización: "Devolvamos el pasado a su lugar de pertenencia: el pasado".

Por sus palabras la conoceréis

"No comprendo por qué mi orientación sexual es importante. Lo que importa es la capacidad para cumplir un trabajo honesto y trabajar en interés del país". (Tribune de Genéve, 16 de junio 2017).

¿Quién es?

  • Nació en 1975 en Belgrado.
  • Estudió Administración de empresas y Marketing en la Universidad de Northwood (Michigan, EE.UU) y en la de Hull (Reino Unido).
  • En 2002 regresó a Serbia para trabajar en programas de desarrollo agrícola y energías renovables.
  • Fue directora ejecutiva de la empresa Continental Wind Serbia, y cabeza visible de la Alianza Nacional de Desarrollo Económico Local.
  • En 2016 fue nombrada Ministra de Administraciones Públicas y Asuntos locales.

Horóscopo