mujerHoy

vivir

Y el post de Instagram que más detesta Kim Kardashian es...

La celebrity atrae a los ladrones gracias a su manera de enseñar sus joyas en Instagram

Kim Kardashian.
Kim Kardashian. gtres

No se lo ha tenido que pensar mucho. A pesar de que tuvo una temporada en la que colgaba post como otras comen pipas, Kim Kardashian tiene clarísimo cuál es ese post que jamás se perdonará haber colgado. Efectivamente, se trata de la foto que convenció a una banda de criminales parisinos para asaltarla durante su estancia en París, con motivo de la Semana de la Moda, el año pasado. Fue la primera de una serie de fotografías en las que mostró profusamente su joya más preciada: su anillo de compromiso.

El 22 de octubre de 2013, Kanye West le pidió a Kim matrimonio en un elaborado 'show' en el estadio de los San Francisco Giants que fue registrado por el 'reality' de cabecera de la familia Kardashians, “Keeping Up with The Kardashians”. Ella no cabía en sí de gozo, tanto como para colgar una foto en blanco y negro en la que, sobre un luminoso al fondo en el que se leía “¡¡¡Por favooooor, cásate conmigo!!!”, se veía parte de su mano izquierda, coronada en su anular con un anillo con un enorme diamante valorado en 4,5 millones de dólares.

Fue el mismísimo Karl Lagerfeld el que señaló que era la misma Kim la que atraía a los ladrones gracias a su manera de pavonear de sus joyas en Instagram, un diagnóstico que más tarde confesaría los mismos ladrones, interesados sobre todo en ese anillo que tanto habían visto en redes sociales. Sin embargo, como la divina Kardashian no puede dejar de ser ella misma, una genia de la frivolidad, su reticencia hacia esa primera exhibición de su anillo no tiene que ver con el robo. A Kim ya se le ha pasado el susto y no se castiga por su tendencia a la ostentación. Por lo que se castiga es por lo cortas que tenía las uñas aquel día: “Mi anillo de compromiso hubiera lucido mucho más con las uñas largas”. Una genia. Genia y figura.


Horóscopo