mujerHoy

vivir

El camión rosa, para los más dulces

Kim Hervet: "Mis amigos franceses se asustarían de como funciona aquí"

Kim Hervert con su furgoneta en Madrid
Kim Hervert con su furgoneta en Madrid vicens giménez y nani gutiérrez

A su 26 años, Kim Hervet es una auténtica experta. Comenzó en 2013 en su París natal: "Quería trabajar en algo relacionado con mis raíces, con la herencia cultural de la Bretaña, así que pensé en nuestra cocina". Siendo aquel el territorio de los crêpes y las gallettes, el suyo es el único camión en nuestro país que cuenta con una titulada en la materia. Maestra crepera por L´Ecole Maître Crêpier de Rennes, decidió moverse a España con su pareja, el informático Pierre-Julien Riffaud, creador de una de las webs más exitosas para localizar y contratar a los foodtrucks españoles: sigaelfoodtruck.com.

"La gente solo puede enterarse de donde estás a través de ellas. Son vitales para el negocio", comenta Kim, que ha revolucionado el consumo de crêpes uniendo la pura tradición bretona con un toque de autor. "Trabajamos con materias y productos netamente franceses, como la mantequilla o nuestros quesos, que importamos directamente. O el trigo sarraceno, muy común allí y que ahora se está imponiendo aquí, por lo saludable que es", señala.

Ofrecer dulce y salado es uno de sus puntos fuertes y también su buen hacer: el año pasado recibió el tercer premio del Concurso Nacional de Foodtrucks, con su crêpe de mascarpone y oreos. El éxito de su propuesta le ha permitido montar su restaurante en Madrid, La Creperia Rosa. "El foodtruck aquí es un complemento a tu negocio. Si es tu única actividad, acabas por tirar la toalla. Es muy complicada la situación administrativa. Y en los eventos privados... ¡Si contara a mis amigos franceses que aquí pagas casi el 40% de lo que vas a ganar entre alquiler del espacio y comisión de ventas se asustarían!". ::www.lacreperiarosa.com.


Horóscopo