mujerHoy

vivir

Taylor Swift: “No hay confusión: me agarró el culo”

La cantante acudió a juicio con la intención de que nadie dudara de ella

Taylor Swift en un estreno en la ciudad de Nueva York
Taylor Swift en un estreno en la ciudad de Nueva York getty

Llegó el momento más esperado del largo proceso de demanda que Taylor Swift inició en 2013, cuando denunció al DJ radiofónico David Mueller por asalto sexual. Ambos se encontraron en un 'meet-and-greet' (encuentros de promoción entre cantantes y sus fans), que el DJ aprovechó para meterle mano a Swift. En principio, era la palabra de la una contra el otro, pero cuando ayer la cantante subió al estrado, dejó claro que no iba a dejar que nadie dudara de su palabra: no pudo estar mejor.

Taylor Swift relató al juez cómo Mueller no dudó en subirle la falda para tocarla. “Fue algo que jamás me había pasado y me dejó en shock: no supe en ese momento cómo manejar la situación”, confesó. “Me agarró el culo por debajo de la falda. Todo sucedió por debajo de la ropa”. Superada por la situación, llegó a darle las gracias a Mueller y su novia por acudir a verla y siguió saludando a sus fans, a los que no quería decepcionar.

La pelea es más seria de lo que puede parecer a simple vista: el DJ ha denunciado a Swift por difamación, pues como resultado de la denuncia de ella le despidieron de su trabajo. Por su parte, la cantante le pide a él un dólar en el juicio civil que les enfrenta. “No voy a permitir ni a usted ni a su cliente que me culpabilicen por todo lo que ha pasado”, le dijo la cantante al abogado de su oponente. “Me piden responsabilidades por un incidente desafortunado que es producto de sus propias decisiones, no de las mías”.


Horóscopo