mujerHoy

vivir

Patricia Hearst: la lucha del bien y el mal

Creció en un ambiente entrañable y sofisticado, pero un día cualquiera su vida cambió por completo.

Patricia Hearts.
Patricia Hearts. getty

Una chica de buena familia empuñando un arma junto al anagrama de un grupo terrorista marginal. La imagen de Patricia Hearst hizo temblar a los norteamericanos en los 70. Era el símbolo de todo aquello que unos padres podían temer: el secuestro, la corrupción de los valores, la fragilidad de las barreras morales que uno eleva para proteger a sus hijos. Era, en definitiva, el paso del bien al mal.

Patty creció, según ella misma contaba en sus memorias, "en un ambiente de cielos claros y azules, donde brillaba el sol sobre amplias praderas de césped, grandes casas confortables, clubes de campo con piscina, canchas de tenis y clases de equitación". La nieta del magnate de la prensa, Randolf William Hearst, describía la vida de una chica rica y cuidada sin sobresaltos. Ella solo debía decidir qué vestido ponerse.

Y así fue hasta el atardecer del 4 de febrero de 1974, cuando un comando del Ejército Simbiótico de Liberación se la llevó por la fuerza del apartamento de dos plantas que compartía con su novio, cerca de la Universidad de Berkeley, en California. Solo llevaba puesto un batín y unas zapatillas. Pasó los siguientes ocho días encerrada en un armario, con los ojos vendados y atada. La golpearon, la violaron, la mantuvieron cegada.

Pero aquí es donde empieza la lucha entre la verdad y la mentira: Patricia empieza a mandar a la prensa mensajes en los que afirma que se ha convertido en un miembro más del ESL. 70 días después de su secuestro, aparece en el asalto al Banco Hibernia, portando con gran soltura un rifle automático. Hubo dos heridos.

Es difícil creer que una chica acomodada se haga terrorista de la noche a la mañana. Asusta. Es como si el mundo se pusiera cabeza abajo. Y en efecto, así era, pero por culpa de un síndrome, apenas estudiado entonces, el de Estocolmo. Pero Patricia rechazó responder a más de 40 preguntas y eso la hizo parecer culpable ante el juez.

Patricia es hoy es un ama de casa de 63 años, madre de dos hijas y viuda. Ha hecho cine, escrito libros y acude a concursos caninos. Solo cumplió 22 meses de cárcel. Sin embargo, cuando se la mira a los ojos, es difícil no sentir una especie de malestar.

¿Quién es?

  • Patricia Hearst Campbell nació el 20 de febrero de 1954 en San Francisco, California. Su padre era el hijo mayor del magnate de la prensa William Randoph Hearst.
  • Fue raptada el 4 de febrero de 1974 de su apartamento en Berkeley.
  • Participó en tiroteos, fabricó explosivos y robó dos bancos hasta que fue arrestada en 1975 y condenada a siete años de cárcel.
  • Cumplió una pena de 22 meses, tras una reducción concedida por el presidente Jimmy Carter. Bill Clinton la indultó en 2001. En 1979 se casó con el policía Bernard Lee Shaw, que había sido suescolta.

Por sus palabras la conoceréis

"Es vergonzoso que alguien pueda pensar que, cuando te violan, puedes acabar teniendo un romance con esa persona". Entrevista con Denis Murphy en la NBC, 2009.


Horóscopo