mujerHoy

vivir

Entramos en la mansión de Kim Kardashian y Kanye West

Se espera que en diciembre ya estén acomodados en su nuevo hogar para el recibimiento del que será su tercer hijo.

Kim Kardashian y Kanye West.
Kim Kardashian y Kanye West. gtres

Pese a la enorme exposición a la que se somete en 'Keeping Up with The Kardashians', el "reality show" que protagoniza desde hace ya una década, Kim Kardashian es una mujer celosísima de su círculo íntimo y de su privacidad familiar. No solo porque ha tenido que renunciar a una parte importante de ella; también porque teme muchísimo ser víctima de acosadores, ladrones y secuestradores. Su casa es su fortín.

Solo ahora que la ha vendido por nada menos que 17.8 millones de dólares podemos ver cómo y dónde han vivido los Kardashian-West durante los últimos cuatro años. Se ha convertido en la casa más cara jamás vendida en Bel Air, una que le ha producido un gran beneficio a la pareja: la compraron por 11 millones de dólares, hicieron importantes renovaciones tanto en el exterior como en el interior. De hecho, ha pasado de tener un estilo claramente mediterráneo a convertirse en un espacio minimalista muy contemporáneo.

La casa tiene seis habitaciones, ocho cuartos de baño, enormes ventanas que se abren y cierran con automatismos electrónicos, piscina, unas vistas de Los Angeles increíbles y un gran patio. La cambian por otra propiedad en Hidden Hills, muy cerca de donde vive su madre, con dos piscinas, dos spas, su propio viñedo y 13 hectáreas de terreno. Les ha costado 20 millones de dólares, pero están pendientes de hacerle numerosas modificaciones que han de estar terminadas para diciembre, cuando se espera la llegada (por gestación subrogada) del tercer hijo de la pareja.


Horóscopo