mujerHoy

vivir

Beyoncé y Kim Kardashian, yin y yang en la boda de Serena Williams

¿Hace el estilismo a la diva, o ya la figura se sobrepone a la moda? Este dilema lo plantean los diferentes looks que han llevado las glamurosas Kim Kardashian y Beyoncé en la boda de Serena Williams.

Beyoncé en la boda de Serena Williams.
Beyoncé en la boda de Serena Williams. instagram - @beyonce

La esperadísima boda entre Serena Williams y Alexis Ohanian, el fundador de Reddit y padre de la primera hija de la pareja (Alexis Olympia, de dos meses), ha tenido tanto interés por los novios mismos, como por sus invitadas. Además de Anna Wintour, Kelly Rowland y Ciara, dos asistentes han dejado a la concurrencia con la boca abierta por su estilazo y su carisma: Kim Kardashian West y Beyoncé. Ambas dieron lo mejor de sí mismas ,estilísticamente hablando.

Kim Kardashian West acudió sola, sin su marido rapero, pero sobradamente 'cool' gracias a una premeditada apuesta por el minimalismo. De hecho, parecía salida de un anuncio del Calvin Klein de la década de los 90, con un vestido negro hasta el suelo con aire lencero y el pelo recogido en una sencilla cola de caballo. 'Me interesan las líneas muy limpias y sencillas', ha explicado sobre el estilo que quiere defender últimamente. Se terminaron los tiempos en los que el estilismo hacía a la diva. Ahora es la estrella la que elige sobreponerse a la misma moda.

Justamente en el extremo opuesto del espectro estilístico se colocó Beyoncé. No se puede decir que su escotadísimo y mínimo vestido verde fuera discreto, como tampoco lo eran las aparatosas joyas con las que lo acompañaba. Sin embargo, el detalle excesivo definitivo no estaba en el estilismo sino en el 'grooming': la cantante de Seattle lució la melena más larga que le hemos visto hasta la fecha, una mata de pelo (falso) tal, que le llegaba casi hasta las corvas. ¿Te convence?

Una publicación compartida de Beyoncé (@beyonce) el


Horóscopo