mujerHoy

vivir

Este es el consejo que Cindy Crawford da a su hija Kaia

Cindy Crawford predica con el ejemplo, y sin duda Kaia aprende de la mejor. No te pierdas los consejos de Cindy...

Cindy Crawford y Kaia Gerber.
Cindy Crawford y Kaia Gerber. getty

Para muchas, Cindy Crawford es la supermodelo por excelencia, la madre de todas las pasarelas, el ep√≠tome de la novia de Am√©rica y m√°s all√°. A lo largo de este a√Īo la hemos visto acompa√Īando a su hija, Kaia Gerber, en su a√Īo de debut en las grandes pasarelas de la moda, en una suerte de relevo generacional que tiene toda la pinta de funcionar. Kaia ha sido la debutante top del a√Īo.

Gracias a una entrevista en 'The Cut', sabemos qu√© consejos le da Cindy a Kaia y, de paso, qu√© opina del mundo de la moda. Empecemos por el 'modelaje': 'Kaia ha crecido viendo c√≥mo he cuidado de m√≠ misma, as√≠ que no tengo tantas cosas que explicarle. Ha visto c√≥mo siempre me he ido a la cama temprano si al d√≠a siguiente tengo que trabajar o c√≥mo me levanto pront√≠sismo para entrenar. No s√© si le pasa solo a mis hijos o a todos, pero los m√≠os act√ļan como si no me escucharan nunca, as√≠ que tienes que educarles a trav√©s de tu ejemplo. En esta su primera temporada en las semanas de la moda, creo que el √ļnico consejo que le he dado ha sido que busque tiempo para dormir y para estar sola'.

Sobre la moda, Cindy opina lo siguiente: 'Me encanta el mundo de la moda y todas las experiencias que he tenido como modelo, pero a veces se hace duro que tanta gente te est√© tocando todo el d√≠a. Necesitas un tiempo de descanso de tanta gente toc√°ndote. Necesitas desmaquillarte a ti misma, ponerte t√ļ misma los pantalones y salir de ese mundo maravilloso de la moda aunque sea un minuto o dos. La gente que tienes encima todo el rato est√° haciendo su trabajo, tienen que ponerte guapa, y eso es de agradecer. Pero por otro lado eres el destino de una cantidad anormal de atenci√≥n y a veces tienes que dar un paso atr√°s para darte cuenta de que no es normal'.

Para Crawford, el escrutinio al que se somete a las modelos tiene un doble filo. 'A ver: lo que nos pasa a las modelos es que no existe ninguna pretensi√≥n de nada m√°s all√° del f√≠sico. Nadie habla de nuestra personalidad. Simplemente, somos buenas para este trabajo o no lo somos. Alguna vez pueden hablar de c√≥mo nos movemos, pero en general todo el mundo tiene claro de qu√© va esto. Es una profesi√≥n de blancos y negros: no hay negros. Y eso me gusta. Por otro lado, es un oficio tiene un aspecto que es muy motivador. Empec√© a entrenar a los 20 a√Īos porque ten√≠a que estar en forma. A los 28, comenc√© a cuidarme la piel. Ha sido estupendo tener un entrenador y someterme a tratamientos cosm√©ticos desde tan joven sin sentirme extravagante, sino como algo necesario por mi profesi√≥n. Mi manera de cuidar mi instrumento de trabajo'.


Horóscopo