mujerHoy

vivir

Uma Thurman cuenta los horrores de Weinstein y de Tarantino

El esperado testimonio de Uma Thurman después de sus años de trabajo con Weinstein y Quentin Tarantino ya se conoce.

Uma Thurman
Uma Thurman getty

Estábamos esperando que digiriera toda su rabia para conocer exactamente su experiencia con Harvey Weinstein, productor de muchas de sus películas, y sobre todo con Quentin Tarantino, íntimo amigo de Weinstein y también de Uma, a la que dirigió en la ya icónica “Kill Bill”. Lo cierto es que sus revelaciones son impactantes, no tanto por lo que cuenta de Weinstein, como por lo que cuenta del director, al que suponíamos íntimo amigo suyo.

Thurman ha contado que fue agredida sexualmente en Londres por Weinstein, poco después de haber protagonizado “Pulp Fiction” (1994), dirigida por Quentin Tarantino y con el productor también en el equipo. Durante un encuentro en una habitación del hotel Savoy, este la empujó y trató de abalanzarse sobre ella, además de hacer “todo tipo de cosas desagradables”. Al día siguiente, la actriz recibió un ramo de rosas como disculpa.

Sin embargo, quizá porque hemos leído decenas de veces este tipo de proceder de Weinstein, lo que ha anonadado a la audiencia global ha sido la manera en que Tarantino la trató en el rodaje de “Kill Bill”. Según el testimonio de Thurman, el director puso en riesgo su vida, hasta el punto de afirmar que perpetró un “intento de asesinato contra ella”. Quiso a toda costa que Thurman condujera un coche en una escena con cierto peligro y se negó a aceptar un no por respuesta, aunque ella le repetía que prefería que lo hiciera una especialista.

"Quentin vino a mi trailer y no le gustó escuchar que no. Estaba enfadado porque le iba a costar un montón de dinero recurrir a un especialista, pero me daba miedo. 'Te prometo que el coche está bien' me dijo", ha relatado Thurman. Sin embargo, el coche no estaba en las mejores condiciones y, al final, sufrió un accidente. “Conducía una caja de la muerte. El asiento no estaba atornillado correctamente y la carretera era de arena”.

Previsiblemente, el coche se estrelló contra una palmera. “Cuando abrí los ojos, el volante me presionaba la barriga y mis piernas se quedaron atascadas debajo de mi. Sentí un dolor abrasador y pensé: 'No voy a volver a caminar´. Cuando salí del hospital con un collarín, las rodillas dañadas y una contusión quise ver el coche. Estaba muy enfadada. Tuve una tremenda pelea con Quentin y le acusé de haber intentado matarme”. Thurman ha denunciado además que el estudio le impidió ver el coche y el metraje del accidente hasta que ella se comprometió a no hacerles responsables.


Horóscopo