mujerHoy

vivir

Como la vida misma

María Teresa Campos y sus hijas han expuesto su día a día ante la audiencia televisiva. ¿Pero qué nos lleva a querer saber cómo es la intimidad de estos personajes públicos?

Cordon

El reality sobre María Teresa y sus hijas, Las Campos, ha sido la revelación del verano. Las cámaras entraron en su casa para que los espectadores observaran lo que hacían. Parece que existe un deseo de saber cómo viven algunas personas en sus espacios privados, una suerte de voyerismo emocional. Quizá tras ese interés se halle el deseo de entender el mundo de los afectos, pero proyectándolos sobre otros, lo que resulta más fácil que enfrentarse a lo que nos sucede a nosotros mismos.

En una época en la que se privilegia el "parecer" sobre el "ser", se pueden estar buscando testimonios en los que se nombren las frustraciones, el sufrimiento, los desengaños, los enfrentamientos y los amores familiares. Todo ello despierta mayor interés si están encarnados por personajes conocidos. María Teresa, Terelu y Carmen cumplían con ese perfil: la superación de un cáncer, los kilos de más, las decepciones amorosas, la relación entre madre e hijas, la que tienen las hijas con la actual pareja de María Teresa...

Se buscan testimonios en los que se nombren frustaciones, sufrimientos...

Es muy posible que, además de satisfacer el voyerismo inherente a nuestra sociedad, este programa de televisión también diera satisfacción al deseo de conocer cómo estos personajes resuelven sus problemas y, de paso, comprobar que la fama no les ha inmunizado contra los conflictos que todo el mundo tiene. Además, el interés por la vida de los famosos también puede estar ocultando la falta de interés por la vida de los que tenemos al lado.

La existencia de este tipo de programas también nos hace preguntarnos sobre qué lleva a algunos personajes conocidos a exponer su vida privada de ese modo. Lo hacen quizá arrastrados por una pulsión exhibicionista que, combinada con importantes sumas de dinero, supone un cóctel irresistible. Además, pueden prestarse a ello movidos por las ganas de comprobar la aceptación que tienen por el público.

"Mira mi vida"; la extimidad:

  • Vivimos en una sociedad donde todo se compra y se vende, incluso la intimidad. Comienza el juego de lo que el psicoanalista Jacques Lacan llamó "extimidad": emplear lo íntimo como fórmula de espectáculo.
  • La exhibición es una forma de mostrar aquello de lo que se teme carecer. Flota en el ambiente un narcisismo propio de sociedades que privilegian las apariencias y los medios explotan sin reparos la intimidad de aquellos que se prestan a ello. El ser y el parecer se confunden.

Como tú y como yo

El primer episodio de Las Campos giraba en torno a la comida. En relación a este asunto, Terelu dijo: "Yo creo que como por ansiedad". Señaló con esto algo importante. Todos tenemos una "despensa imaginaria" llena de deseos, fantasías, carencias, sueños, ilusiones e ideales. Esos son los ingredientes que alimentan nuestra mente. Cuando esa despensa contiene los ingredientes necesarios para no pasar "hambre de amor", nuestro cuerpo se encuentra en armonía. En definitiva, nuestros estados de ánimo influyen en lo que deseamos comer, ya que la alimentación va más allá de lo biológico.

Cada vez nos definimos más a través de lo que podemos mostrar.

María Teresa señaló una frase que había leído: "Terelu se comió a su madre". Como hipótesis podríamos preguntar: ¿y si los kilos de más de Terelu están al servicio de resolver un conflicto con su propia identidad, mas allá del modelo de identificación que tuvo de su madre?

El segundo episodio trató sobre el amor y el sexo, y en él se planteaban preguntas sobre las dificultades en las relaciones. Terelu, hablando de ello, señaló: "Fue muy gratificante tener relación con varios sin que me importaran nada". También afirmó: "Me aterroriza llegar a más con un hombre". ¿Estaría señalando que lo complicado para ella es unir el amor y el sexo?

La idea de intimidad está cambiando, ahora todo se comparte. ¿Qué ha sucedido para que haya dejado de ser un valor a proteger? Lo íntimo organiza la subjetividad, nos hacer ser únicos e irrepetibles. Quizá está cambiando la forma de construirnos como sujetos. Cada vez nos definimos más a través de lo que podemos mostrar. La intimidad es tan importante para definirnos que hay que mostrarla. Lo introspectivo se debilita.

La "realidad" en la televisión:

  • Las Kardashian, mundialmente conocidas tras el éxito de su reality en Estados Unidos, son el antecedente en el que se basa el programa Las Campos. Obtuvieron millonarias audiencias con la exhibición de sus peleas familiares.
  • La televisión ha encontrado un filón en lo que se ha dado en llamar docureality: personas conocidas que se dejan grabar en su vida cotidiana, en su casa, con su familia, recogiendo la "realidad" de sus vidas.