mujerHoy

vivir

Cómo causar una buena primera impresión

Judgar la primera impresión de alguien a quien nos presentan es humano, así que mejor conocer algunos consejos para que nuestra primera impresión sea la que queremos.

Fotograma de El Diario de Bridget Jones
Fotograma de El Diario de Bridget Jones D.R.

Ya sea para cuando nos presentan a amigos nuevos o para conseguir un nuevo trabajo, conocer los trucos que harán mejorar la primera impresión que ofreces siempre vendrá bien.

Dado que cada mente es un mundo, no existe una guía básica y general para caer bien a todos desde el primer segundo que nos presentan pero sí que hay algunos puntos clave donde la mayoría coincidimos.

Amy Cuddy es una profesora de la Universidad de Harvard, que ha dado charlas en las famosas TED Talks, y ha tratado de estudiar durante años lo que pasa por nuestra mente en ese momento en el que conocemos o nos presentan a alguien por primera vez.

Sobre esto ha hablado en su libro 'Presence' donde asegura que hay dos preguntas que todos nos hacemos rápidamente sobre alguien desconocido:

- ¿Podría confiar en esta persona?

- ¿Podría ser una persona respetable/admirable para mí?

La primera pregunta tiene más peso sobre la segunda, y para ello asegura que ser caluroso con alguien es el primer paso. Muchos cometen el error, dentro del ámbito laboral, de querer aparentar ser autosuficiente, no pedir ayuda aunque se necesite, evitar los eventos sociales, etc.

Una persona calurosa, en la que se puede confiar y que además demuestra ser fuerte acaba provocando la admiración"

Amy CuddyPsicóloga social y profesora en Harvard

Amy Cuddy asegura que: "Una persona calurosa, en la que se puede confiar y que además demuestra ser fuerte acaba provocando la admiración". Así que la clave para causar una buena primera impresión es demostrar que ser puede confiar en tí siendo calurosa con la gente.

Entre los hábitos que puedes evitar para no dar una mala impresión se encuentran: mirar el móvil en medio de una conversación (incluso escribir cuando te están hablando), interrumpir a alguien con la que estás conversando, tratar sólo temas que te conciernen a tí y no preguntar por el resto, no mirar a los ojos cuando alguien está hablando contigo, estar con los brazos cruzados mientras te hablan (este gesto puede mandar un mensaje de que quieres que acabe la conversación pronto), olvidarte de los nombres de la gente que te han presentado...

“Nunca se tiene una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión” podemos encontrar en el refranero español, pero no es del todo cierto ya que no es imposible cambiar la primera impresión que hemos dado (aunque sí difícil). Si nos encontramos en esta situación tendríamos que tratar de acercarnos más a esa persona y tratar de ganar sobretodo la confianza, pero poco a poco ya que será más difícil ahora que la primera vez que os presentaron; mantente firme en lo que haces y confía en que a pesar de todo las acciones son lo que cuentan al final del día.