mujerHoy

vivir

Cinco modos para convertirte en buena negociadora

Valorar tu capacidad, defender a tu equipo y ser persistente son algunas de las claves del éxito.

Un equipo reunido para negociar.
Un equipo reunido para negociar. fotolia

Si quieres negociar algo en tu trabajo, apunta los siguientes consejos para estar segura y tranquila ante la decisión que vas a tomar.

Métodos:

  1. Negociar es otro método de pedir. Las candidatas a un puesto de trabajo suelen pedir mucho menos que los candidatos hombres, y este es el primer error en una negociación. Las mujeres no piden o lo hacen más tímidamente que los hombres porque temen más a las repercusiones de sus demandas que los hombres, o porque temen ser consideradas demasiado agresivas o ambiciosos. Sin embargo, en una negociación hay que poner las cartas encima de a mesa y reconocer qué cosas son negociables y cuáles no. Pedir un cambio es estar un paso más cerca de conseguirlo.
  2. No olvides tu valor, tu poder y tus habilidades. Un investigador de Harvard recomienda que antes de negociar una subida de salario o un puesto de trabajo uno haga durante dos minutos alguna tarea que se le de especialmente bien. El objetivo de este ejercicio es recordarnos a nosotros mismos nuestras herramientas y habilidades y generar confianza para negociar desde una posición más segura. El resto consiste en mantener una postura correcta, con los hombros rectos y abiertos, mantener el contacto visual y no ser excesivamente histriónica durante la charla o la entrevista.
  3. Defiende a tu equipo. Casi todos los científicos coinciden en que las mujeres son mejor percibidas en una negociación cuando se convierten en abogadas o en defensoras de un grupo de personas, incluso cuando estas personas no estén bajo su mando.
  4. Se persistente. Muchas veces las mujeres sacrifican su salario o su carrera por no ser impopulares o por gustar más a sus compañeros de trabajo. eso las lleva a no aceptar más responsabilidades o a no pedir compensaciones por el trabajo extra que hacen o las responsabilidades extras de las que se hacen cargo. Por este mismo motivo abandonan la negociación en el primer 'No', y lo que hay que saber es que una negociación suele ser un proceso largo y complejo en el que hay que insistir y perseverar para no ser olvidado.

Además...

- Trucos para no saltarse los propósitos de nuevo año

- 10 pasos para ser más feliz en el trabajo

- ¿En qué cosas debo dejar de perder el tiempo?

Horóscopo