mujerHoy

vivir

¿Por qué la pereza se contagia?

Cómo se te haga de fácil o difícil conseguir una meta dependerá mucho de tu personalidad.

Lena Dunham, en un programa de la serie 'Girls'
Lena Dunham, en un programa de la serie 'Girls' D.R.

Nadie lo pone en duda. Unos son más persistentes que otros, otros se cansan antes, algunos no dejan de intentarlo y otros les entra la pereza en el primer contratiempo que encuentran en el camino. Lo que ahora se ha descubierto, gracias a un nuevo estudio del Instituto nacional francés de Salud e Investigación Médica, es que el éxito también depende del tipo de personas que tengas alrededor. El comportamiento de otras personas puede influenciar en en tuyo al punto de contagiarte rasgos como la pereza, la impaciencia o la prudencia con que actúas en determinadas circunstancias. Casi nunca somos conscientes de esta influencia.

Lo notable de este hallazgo es que estas tres características: la pereza, la impaciencia o la prudencia, que se consideraban individuales, únicas en cada individuo determinan la mayoría de las decisiones de nuestra vida diaria y el grado de riesgo que asumimos en la vida, y es sorprendente que esos comportamientos sean tan volátiles y dependan de la influencia de otras personas.

En el estudio publicado en la revista PLOS Computacional Biology se demostró que las decisiones de un grupo de personas solían ser similares a las de su grupo más cercano ante situaciones parecidas, y que en general las personas no eran conscientes de ese contagio. De hecho solían creer que eran las decisiones de los otros las que se parecían a las suyas, y no lo contrario.

Se necesitan más investigaciones para determinar si la cantidad de tiempo que se pasa junto a una persona, digamos perezosa, es determinante para que uno empiece a sentir pereza para tomar una decisión, o si la educación familiar puede influir o no en esta especie de contagio que suele darse entre los grupos de amigos.

También te puede interesar

Paz Vega: "El trabajo de una actriz es como psicoanalizarse cada día"

Cómo dejar de ser el empleado invisible

En crisis a los 40


Horóscopo