mujerHoy

vivir

Así mejora tu autoestima tras tu primer mes en el gimnasio

Potencia tu capacidad de satisfacción personal y confort emocional, pero aún hay más.

Una mujer, con pesas en el gimnasio.
Una mujer, con pesas en el gimnasio. ADOBE STOCK

¡Que levante la mano aquella que no haya entrado al gym como una princesa y salido sintiéndose un jefe vikingo! Sí, nos pasa a todas y la psicología tiene una explicación para ello: la práctica de deporte está recomendada por los expertos para desarrollar la autoestima; es decir, la percepción que se tiene de uno mismo y que resulta fundamental a la hora de desenvolverse en la vida.

Con el ejercicio no solo se consigue tener buen aspecto físico por fuera, sino que, además, aporta cualidades como la fuerza de la voluntad para alcanzar todos los objetivos, confianza y seguridad.

De hecho, hay estudios que demuestran que las mujeres en edades comprendidas entre 18 y 30 años que hacen deporte, tienen mejor imagen de sí mismas y son más positivas que las que no lo practican.

Más fuerza, más amor

Ir al gimnasio no solo te aporta beneficios físicos, sino que repercute directamente en tu vida emocional. Se produce un equilibrio entre lo que sucede dentro y se observa fuera, y el resultado es una vida saludable y más valor para lanzarte a las oportunidades y sentir menos temores, así que cuando entrenas no sólo potencias tu físico sino, también, tu amor propio.

Los expertos de TherapyChat revelan cómo reacciona el cuerpo y la mente al primer mes de gym.

Primera semana: la más mona

  • No nos engañemos, una de las mejores partes de ir al gym es hacerte con el outfit apropiado. Y es que uno de los primeros reflejos que notarás al hacer deporte de manera habitual es ver cómo tu cuerpo va cambiando poco a poco.
  • Situarse frente al espejo y observar cómo tu imagen externa va mejorando ayudará a tu autoestima y, en cuanto te veas más guapa, los cambios internos irán sucediendo.
  • Eso sí: ten en cuenta que tú apreciarás los cambios casi al instante, pero tus familiares y amigos necesitarán un tiempo más para descubrir tus mejoras; no desesperes ni decaigas si tardan un poco en decirte lo mona que estás.

Segunda semana: la más feliz

  • Un buen estado de ánimo es fundamental para afrontar las diferentes circunstancias a las que te expones en la vida. El deporte acciona las palancas del bienestar a través de la liberación de endorfinas. La emoción de felicidad logrará que contemples todo con una actitud y serenidad muy favorable para tu vida.
  • En cuanto hayas superado tu primera semana de gym, te sentirás fortalecida y con una gran fuerza de voluntad. Tu segunda semana será ideal para empezar a hacer amistades entre las personas con las que coincidas en las rutinas y clases.

Tercera semana: un modelo a seguir

  • Al ir al gimnasio cada objetivo cumplido suma en la valoración que tienes de ti misma. Conseguir nuevos retos cambia la idea que tienes de ti. Por lo tanto, ganas en seguridad y confianza personal.
  • El ejercicio te ayuda a superar retos y metas. Cuando avanzas en cualquier deporte estás venciendo temores que antes te parecían imposibles. El deporte te enseña a sentirte motivada en cualquier área de tu vida.
  • Además, el deporte puede potenciar tus habilidades sociales al poder relacionarte con otras personas y compartir afinidades de todo tipo. Tus relaciones personales evolucionarán positivamente abriendo posibilidades que desconocías. Para muchos, además, te convertirás en un ejemplo que querrán imitar en busca de un modo de vida más saludable.

Cuarta semana: todo bajo control

  • El buen humor permite controlar situaciones adversas. Tomar el control implica ser capaz de reducir conductas agresivas, así como liberarte del exceso de impulsividad y, especialmente, de la ira. La pérdida de autocontrol hace que te sientas mal y disminuye la autoestima.
  • En tu cuarta semana en el gimnasio, algunas personas ya empezarán a notar que hay algo que está cambiando y que te hace lucir un atractivo diferente. Tú estarás motivada, llena de energía y sintiendo que puedes con todo y eso se reflejará en tu positividad incluso en los días más caóticos.

Una transformación a largo plazo

Una vez que coges la dinámica buena de ir al gym al menos un par de veces por semana, viene la parte más difícil: mantener el ritmo. Por eso, vamos a contarte lo que el gym hace por ti en el largo plazo, ¡lee y no abandones!

  1. Cambio de hábitos. Hacer deporte, con mucha frecuencia lleva asociados cambios en la alimentación y en el sueño. Al ser más consciente de lo que comes y de tu tiempo de descanso, empiezas a cuidar más de ti. Estos hábitos también te ayudan a mejorar la autoestima.
  2. Refuerzo y desarrollo de la memoria. Los hábitos deportivos potencian el buen funcionamiento de la memoria, de la atención y de otras funciones ejecutivas. Ir al gimnasio, caminar y cualquier otra acción que incluya movimiento ayuda a conseguir una buena forma muscular y neuronal.
  3. Es un antidepresivo natural. El simple hecho de pasear durante, aproximadamente, media hora diaria fomenta estados de ánimo positivos que contribuyen a que superes los momentos difíciles. Además, el ejercicio hace que se liberen hormonas que generan bienestar emocional, como la dopamina o la serotonina.
  4. El ejercicio es una fuente de energía natural. Cuando empiezas a hacer ejercicio es normal que te invada los primeros días, una sensación de agotamiento. Sin embargo, cuando el deporte esté instalado en tus rutinas habituales no solo desaparecerá ese cansancio sino que surgirá una sensación placentera y gratificante. Notarás como el ejercicio se convertirá en una fuente de energía extra, que te dará fuerza y disciplina para afrontar tu día a día
  5. El deporte baja los niveles de estrés. Si te habitúas a practicar deporte encontrarás un gran aliado para disminuir el nivel de estrés. Uno de los beneficios más potentes del ejercicio es que ayuda a eliminar las toxinas que genera el estrés. De esta forma conseguirás sin mucho esfuerzo, relajarte y reflexionar con claridad.
  6. Incremento de la creatividad. Otra ventaja del deporte es que potencia tu creatividad. Si no te gusta ir al gimnasio, hacer ejercicio en casa es una buena alternativa. En ambos casos, la imaginación aflora con facilidad y puede ser útil anotar esas ideas que vayan surgiendo.

El objetivo primordial para tu bienestar es la armonía entre el cuerpo y la mente, disfrutando de un ambiente positivo que te ayude a estar cada vez mejor. Puedes utilizar tablas de ejercicios de yoga, pesas u otras herramientas que tienes a tu alrededor como subir y bajar las escaleras o hacer sentadillas, entre otros.

Para la autoestima, hacer ejercicio es una influencia positiva, ya que potencia tu capacidad de satisfacción personal y confort emocional. Te proporciona una vida saludable y te regala una oportunidad para cuidarte tanto por dentro como por fuera. ¡A por ello!


Horóscopo